Vía DNU, Macri quitó frecuencias de celulares a la estatal Arsat para beneficiar a las Telefónicas

El Gobierno toma el control de las frecuencias a través del Enacom, una función que era potestad del Congreso. La excusa de la competitividad empresarial  y los antecedentes en la materia que develan el negocio empresarial.


El presidente Mauricio Macri firmó el Decreto de Necesidad y Urgencia que da vía libre a la privatización de frecuencias de celulares asignadas de forma exclusiva a la estatal ARSAT. La decisión modifica la Ley de Desarrollo de la Industria Satelital sancionada en noviembre de 2015 ya que habilita al Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) la administración del espacio radioeléctrico, una decisión que estaba asignada al Congreso Nacional.

La letra del decreto publicado ayer en Boletín Oficial señala que la participación de las nuevas señales no podrá ser menor al 20%, lo cual favorece indirectamente a las grandes empresas de las telecomunicaciones como Telecom-Cablevisión, Telefónica de España y Claro. Es decir, Cambiemos se subió al reclamo de las corporaciones habilitando la participación de operadores locales de la telefonía móvil en las bandas de 3G y 4G de Arsat.

“El DNU, por un lado, invoca la autoridad de la Ley 27208 de desarrollo satelital que otorgaba preeminencia a la empresa estatal ArSat, mientras que decreta el desmonte de sus recursos y de las atribuciones legales fijadas por dicha norma en noviembre de 2015”, explicó el doctor e investigador en comunicaciones Martín Becerra.

“En virtud del dinamismo del sector, es necesario implementar un marco normativo adecuado para generar condiciones de seguridad jurídica y fomentar nuevas inversiones mediante la adopción de criterios normativos orientados a mejorar la cobertura de los servicios”, detalló el DNU 58/2019. Se trata de la excusa de la competitividad empresarial.

Ahora define la Comisión Bicameral Permanente en Trámite Legislativo, encargada de aprobar o no los DNU, cuyo plazo es de 10 días una vez que inicien las sesiones ordinarias el 1º de marzo.

Antecedentes

Los negocios en las telecomunicaciones son un tema recurrente en la gestión Cambiemos. A fines de diciembre de 2015, días después de haber asumido la Presidencia de la Nación, Macri publicó otro DNU que disolvió los entes de control de los contenidos audiovisuales y trastocó la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual para beneficiar al grupo Clarín.

La avanzada privada sumó otro capítulo con la unificación de Telecom-Cablevisión, lo cual dio riendas sueltas a la concentración oligopólica de las telecomunicaciones. Con estos dos movimientos el Gobierno allanó el camino para la presentación de la Ley Corta, aunque luego obtuvo un revés legislativo: fue aprobada en el Senado pero Diputados frenó su tratamiento.

Compartir en

El menú social no está configurado. Necesitas crear el menú y asignarlo al Menú Social en los ajustes de menús.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram did not return a 200.