Vaya un Payo por tantas gallinas: se agrava la crisis sanitaria en Salta

El ministro Esteban echó al médico gerente del hospital cabecera de Tartagal, mientras que en Anta hubo múltiples renuncias de las autoridades del nosocomio de Joaquín V. González. Promesas oficiales a profesionales con «Contratos Covid».

Si bien la pandemia del Covid-19 ha sido contenida gracias a las vacunas, los problemas sanitarios en Salta continúan, y van más allá de las enfermedades que atacan a la ciudadanía y del pedido de profesionales contratados para pasar a planta.

A los fallecimientos de niños y niñas en el Chaco Salteño se han sumado los casos de gripe por el brote estacional, lo que provocó un virtual colapso de hospitales públicos. Tal fue la denuncia del gerente del Materno Infantil, Federico Mangione.

Pero la crisis es también institucional: en Joaquín V. González, departamento Anta, renunciaron las autoridades del hospital cabecera y en Tartagal, departamento San Martín, echaron al médico gerente del nosocomio referencia de la zona Santiago Payo.

TE PUEDE INTERESAR: Norte Salteño: alarma por la muerte de 70 niños en lo que va del año

En plena protesta de profesionales del Hospital Juan Domingo Perón por la deuda salarial, el ministro de Salud Juan José Esteban acusó a Payo de no rendir los fondos que envía su cartera y apuró su salida.

A su vez, diario El Tribuno ventiló un supuesto informe interno de la cartera sanitaria en el cual se advierte un «manejo discrecional y sin rendición de cuentas de recursos y el obsceno direccionamiento de horas guardia para beneficio personal» en Anta.

«Cobraban 240 horas guardia por mes, cuando de acuerdo a la ley, ningún agente del Estado puede superar las 120 horas de guardia mensuales», señala el matutino citado. En diálogo con Radio Nacional, Esteban expresó: “Nadie habla de malversación, hubo una falta de rendición de fondos, que son anticipos presupuestarios financieros que se han enviado para hacer frente al pago de las diversas situaciones».

SOBRE EL TEMA: «Se han naturalizado las muertes infantiles por desnutrición»: Franco Hernández

Más allá de las renuncias y los despidos, y de la información que circule en medios afines al Gobierno, lo cierto es que la crisis sanitaria en la provincia se agrava. Y no solo es una cuestión de desinversión histórica, sino también de lo que pareciera ser una equívoca política de salud.

Por caso, la salida de Payo del Hospital cabecera de San Martín no resolverá la falta de ambulancias, de insumos y de personal médico. Tampoco habrá más presupuesto para un nosocomio habida cuenta la renuncia de ciertos profesionales.

De momento, el ministro Esteban ha decidido eyectar a voces críticas de su gestión, lo que permitiría evocar la popular frase que reza: «Vaya un pollo por tantas gallinas». Por supuesto, con Payo como fusible. 

Facebook Comments Box
Instagram did not return a 200.