«Urtubey olvidó y castigó a la Capital por 12 años»: Bettina Romero

La jefa comunal irá por la reelección junto a Sáenz a la Gobernación. Los comicios locales serán en «abril o mayo». «Nos quieren condenar a recibir lo que sobra del AMBA», afirmó Romero, en sintonía con el discurso del mandatario provincial, aunque con más críticas a Casa Rosada.

Bettina impulsando la fabricación de bloques a través de cooperativas barriales

La intendenta Bettina Romero ratificó su candidatura para lograr la reelección al frente de la Municipalidad de Salta. Será en tándem con Gustavo Sáenz, quien pretende un nuevo período al frente del Gobierno de la Provincia.

Las elecciones provinciales serán «en abril o mayo» y todavía resta saber si se eliminan o no las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). Los comicios nacionales se realizarán meses después, en octubre.

Para la jefa comunal, que acompaña el desdoblamiento electoral con Nación, Salta «necesita dar la discusión local para que no nos vuelvan a meter en la grieta nacional, la misma grieta que fomentó» Juan Manuel Urtubey y que «atrasa mucho».

En diálogo con Ámbito, Romero dijo que el vínculo con Casa Rosada «tuvo un buen inicio» pero «después todo quedó en el aire». «Se generó una gran expectativa de obras para el interior, pero siempre se termina viendo lo mismo: una concentración en el AMBA», añadió.

La titular del Ejecutivo Municipal dijo que se siente «frustrada» por el presidente Alberto Fernández y por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, porque «desde el interior seguimos sufriendo un centralismo enorme por cuestiones electorales».

Sáenz le sirve agua a Bettina Romero en la firma de un convenio de financiamiento para obras públicas a la Municipalidad

«El federalismo no puede ser algo simpático y discursivo», apuntó Bettina Romero, para luego advertir que la discusión se remonta a la época de la independencia nacional: «A los españoles se los luchó desde acá y hoy nos quieren condenar a recibir lo que sobra del AMBA y eso está mal».

La provincialización del discurso político va en sintonía a los planteos del propio Sáenz, lo que demuestra la unificación de la estrategia electoral. También parece haber acuerdo en la coalición «Salta Tiene Futuro» para disparar dardos a Urtubey, a quien se hizo responsable de los peores indicadores de Salta.

«¿Las diferencias internas en el Ejecutivo nacional perjudica a los gobiernos locales?», se le consultó a la jefa comunal. Y respondió: «Nos afecta, claro. Lo sufrimos. Gestionamos y nadie firma. El Gobierno nacional está paralizado. Y desde mi lado soy simple. Les pido que digan la verdad. Si se puede hacer o no. Y sino, lo cuento. Les explico a los vecinos que nos abandonaron».

Romero, quien se reconoce «una fanática de los gobiernos locales», considera que «hay que bancar a los intendentes» y por ello ha tendido puentes con sus pares de las capitales de provincias del Norte Grande. Afirma que tiene «muy poco presupuesto» y «poco acompañamiento de Nación», pero que «sin embargo» cree en su gestión.

Bettina Romero junto a su par Gustavo Solís – Foto: Prensa Municipalidad

La jefa comunal sostuvo que la Capital fue «abandonada» por los 12 años de gobierno de Urtubey. «La olvidó, la castigó. Mi viejo le puso mucho y la potenció. Y él, por la inversa, quiso hacer todo distinto. Ese abandono se nota. Es una década que no se le puso un peso«, bramó.

Cuando fue consultada por la trayectoria familiar en la política salteña- al ser hija de Juan Carlos Romero, ex gobernador y actual senador nacional de Juntos por el Cambio, y nieta de Roberto Romero, también ex gobernador de la provincia-, Bettina respondió: «Siempre me sentí orgullosa».

«Siempre en los barrios hay alguien que me cuenta una anécdota o me muestra una foto de algo que tiene gracias a viejo o a mi abuelo. Estoy orgullosa de mi apellido y la gente me lo hace sentir. Cuando me presenté no era la favorita de nadie. Pelee la interna, la gané; y luego, lo mismo con la general. Es un apellido que genera expectativa. Me tienen la vara alta», abundó.

Respecto al impacto de la pandemia en la Municipalidad, Romero dijo que  «hubo un 12 por ciento de locales que quedaron en el camino«. «Pero hoy hay hoteles nuevos y más restaurantes. Una nueva oferta», repuso, y luego destacó que se han eliminado 11 tributos y que «logró equilibrar los números internos con el 50 por ciento de la coparticipación nacional y provincial y el resto con recaudación propia».

Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.