Una sola dosis de la Sputnik V genera anticuerpos en el 94% de los casos

Para las personas menores de 60 años, el porcentaje asciende a 96%. Los datos corresponden a un estudio realizado por científicos y científicas de organismos gubernamentales y de universidades nacionales.

La primera dosis de la vacuna Sputnik V ha generado anticuerpos específicos en el 94% de los casos analizados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, el Ministerio de Salud bonaerense, el Conicet y la Universidad Nacional de La Plata. El plazo tomado es de 21 días después de la inyección y el porcentaje asciende a 100% para quienes recibieron ambas dosis.

Por su parte, la producción de anticuerpos producto de la primera dosis se acelera entre las personas menores a 60 años respecto a los mayores de esa edad: 96% frente a un 86% para cada caso.

El estudio «Empleo de la vacuna Sputnik V en Argentina: Evaluación de respuesta humoral frente a la vacunación» abarcó a 288 personas vacunadas, a quienes se les tomó muestras de plasma previo a la vacunación, a los 21 días de aplicársela y a los 21 días de la segunda dosis.

Andrea Gamarnik, investigadora superior del CONICET y jefa del laboratorio de Virología Molecular del Instituto Leloir, sostuvo que «estos resultados son muy optimistas, muy alentadores en relación con la vacuna».

«De este estudio es posible extraer dos conclusiones principales: que las personas con previa exposición al virus no se verían beneficiadas con una segunda dosis y, en relación a la población general, que hay una respuesta inmunológica tan amplia con una sola dosis que es posible espaciar una segunda dosis para lograr una mayor cantidad de gente protegida en un cierto nivel«, explicó Gamarnik a Télam.

La especialista aclaró que una dosis no reemplaza a la otra debido a que son dos componentes distintos. Sin embargo, los resultados permiten concentrar los esfuerzos para adquirir mayor cantidad de la primera de ellas y «proteger así la mayor cantidad de gente en el menor tiempo posible».

Respecto a la postergación de la segunda dosis, Gamarnik dijo que no sería un problema «espaciarlo dos o tres meses» ya que «al aplicar la segunda dosis después de meses, se produce una reactivación del sistema inmune que va a recordar la presencia de la primera dosis porque las células de memoria inmunológica permanecen por mucho tiempo, por lo cual no sería un problema«.

«El proyecto va a hacer seguimientos en función del tiempo, pero además estudiará cómo protegen las vacunas frente a las distintas variantes del virus que están surgiendo y van a seguir surgiendo, porque este virus muta y evoluciona muy fácilmente», concluyó la científica para afirmar que se estudiarán también las reacciones a las vacunas Sinopharm, AstraZéneca y todas los fármacos que lleguen al país.

Compartir en

El menú social no está configurado. Necesitas crear el menú y asignarlo al Menú Social en los ajustes de menús.

Instagram did not return a 200.