Un día como hoy, la dictadura en Chile asesinaba al cantautor popular Víctor Jara

El golpe fue encabezado por Augusto Pinochet. El poeta, activista político y director de teatro fue torturado y acribillado a balazos por pregonar la justicia social. A 46 años de su muerte, es recordado tanto por artistas como por referentes de la política mundial.

Un día como hoy, pero de 1973, la dictadura de Augusto Pinochet asesinaba al cantautor popular Víctor Jara. Su cuerpo apareció tirado en Santiago de Chile. A penas cinco días antes, el 11 de septiembre, se había institucionalizado el genocidio luego de la destitución del presidente democrático Salvador Allende.

La detención de Víctor Jara ocurrió el 12 de septiembre, cuando fue apresado junto a otros civiles en el Estadio Chile, que se convirtió en un centro clandestino de detención. Allí sufrió interrogatorios y torturas hasta que lo acribillaron disparándole en la cabeza y en el cuerpo al menos 40 veces. Era el Plan Cóndor que Estados Unidos había promovido en Latinoamérica con la connivencia de militares locales, empresarios y miembros del Poder Judicial.

Víctor Jara cantaba contra las injusticias y por la libertad. “Cuánta humanidad con hambre, frío, pánico, dolor, presión moral, terror y locura”, escribió en su último poema del 15 de septiembre titulado “Somos cinco mil”.

La mirada judicial

En 2016 el ex militar Pedro Barrientos fue declarado por el tribunal de la corte federal de Orlando, Florida (EEUU), responsable de la muerte del ícono de la música de protesta chilena. Además, fue condenado a pagar a la familia de Jara 28 millones de dólares de indemnización por daños y perjuicios.

La demanda fue presentada por los abogados del Centro de Justicia y Responsabilidad norteamericano a partir de que la familia de Jara se acogiera al Acta de Protección a las Víctimas de Tortura, una herramienta legal de ese país que habilita reclamos civiles contra exfuncionarios que hayan cometido actos de tortura o ejecuciones extrajudiciales en el extranjero.

La investigación se dio luego de que Barrientos diera un reportaje a la señal televisiva Chilevisión en 2012. “Ellos hablaban de la conexión del exteniente con el asesinato y además encontraron que vivía en Estados Unidos”, dijo a BBC Mundo Katherine Roberts, directora legal del Centro de Justicia que tuteló a la familia Jara.

En tanto que un juez chileno, Miguel Vázquez, dictó diferentes cargos a 10 exmilitares que van desde homicidio calificado, secuestro calificado, secuestro simple y encubrimiento.

A pesar de los avances en el proceso por esclarecer la verdad de los delitos de lesa humanidad del terrorismo de Estado, la muerte del cantautor chileno no ha sido del todo esclarecida ni todos los autores e implicados fueron condenados.

El hecho

Cuando Allende, su amigo y presidente, anunció las últimas palabras desde el Palacio de La Moneda, Víctor Jara se reunió con estudiantes y profesores en la Universidad Técnica del Estado- hoy la Universidad de Santiago de Chile- para resistir la dictadura de Pinochet.

El dictador Augusto Pinochet

Los militares ingresaron a la universidad y detuvieron a unas 600 personas, entre ellas Jara y su guitarra. Ya alojado en el centro clandestino fue sometido al hambre y otras torturas como la quebradura de sus manos a culetazos y pisotones para luego pedirle que toque la guitarra a modo de burla.

Finalmente los militares lo acribillaron con 44 balazos: 2 en la cabeza, 6 en las piernas, 14 en los brazos y 22 en la espalda. El cuerpo apareció en un sitio eriazo junto a otras seis personas asesinadas. “Todos están acribillados y tienen un aspecto fantasmagórico, cubiertos de polvo blanco que cubre sus rostros y seca la sangre. Reconozco a Víctor en primer lugar”, recordó Boris Navia según consigna TelesurTV.

Su legado

Víctor Jara es considerado un referente de la música de protesta en Latinoamérica y el mundo. En Argentina, por ejemplo, fue mencionado por León Gieco en la canción “Los Salieris de Charly” cuando construye un arquetipo de quien reclama contra las injusticias.

El presidente boliviano Evo Morales Ayma lo recordó por Twitter y expuso: “La lucha y las ideas revolucionarias de Jara vivirán por siempre en sus canciones de esperanza y rebeldía que acompañan la lucha de nuestros pueblos”.

“Fueron 44 balas al cuerpo de #VíctorJara disparadas por funcionarios del Ejército, mientras éstos siguen celebrando sus “glorias”, nosotros incansablemente exigimos justicia”, escribió Hugo Gutiérrez, diputado de la República de Chile y dirigente del Partido Comunista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram did not return a 200.