Sobre un total de 8.422 tests de alcoholemia realizados, 287 dieron positivo

Los controles viales fueron realizados durante el fin de semana. Se labraron 1.411 actas por violaciones a diferentes normas nacionales, provinciales y municipales.

La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) realizó el fin de semana diferentes operativos de control en rutas nacionales, provinciales y calles de las distintas localidades de Salta.

De los 11.401 vehículos requisados, se labraron 1.411 actas por infracciones a normativas nacionales, provinciales y municipales, principalmente a la Ley Nacional 14.449, según informaron fuentes oficiales.

En tanto que, de los 8.422 tests de alcoholemia que se han hecho, 287 conductores presentaron resultados positivos de alcohol en sangre.

Vale decir que en la Provincia rige el alcohol cero al volante, un esquema que podría convertirse en ley nacional tras su aprobación en la Cámara de Diputados de la Nación. El texto pasó al Senado, donde se descuenta su aprobación.

El régimen de la «tolerancia cero» se implementa ya en Salta, Córdoba, Tucumán, Entre Ríos, Jujuy, Río Negro y Santa Cruz y otras ciudades. Familiares de víctimas de siniestros viales, que siguieron de cerca la sesión, reclaman su aplicación en todo el territorio nacional.

Se trata de una normativa más rigurosa respecto a la Ley de Tránsito 24.449 que establece tolerancia de hasta 500 miligramos (0,5) de alcohol por litro de sangre para vehículos y de hasta 200 miligramos (0,2) para motocicletas o ciclomotores.

Al momento de exponer en el Parlamento, el titular de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), Pablo Carignano, sostuvo que “el alcohol está presente en 1 de cada 4 muertes en siniestros viales y aun así tenemos la ley con mayor tolerancia de toda la región”.

“En Uruguay, Paraguay y Brasil tienen Alcohol Cero y Chile tiene 0.3. Nosotros seguimos con el absurdo 0.5, una invitación a beber porque ´no pasa nada´, porque ´uno maneja el alcohol que toma´, y así nos va”, añadió Carignano.

No obstante el amplio consenso, hubo posturas reticentes al endurecimiento de la normativa para conductores. La diputada Jimena Latorre (UCR), Germana Figueroa Casas (PRO) y Maximiliano Ferraro (CC-ARI) propusieron mantener el 0,5g/l y endurecer las penas y sanciones a infractores. Quisieron replicar el modelo de la vitivinícola Mendoza.

“Lejos está de ser una ley contra el consumo de alcohol. No tiene que ver con la prohibición no de beber, sino de no conducir cuando se ha consumido alcohol”, argumento el diputado jujeño Jorge Rizzotti (UCR), titular de la Comisión de Transporte.

Oficialmente se informó que en el país «los siniestros viales son la principal causa de muerte en jóvenes menores de 35 años, y es por eso que la inseguridad vial, de acuerdo con esta realidad, debe entenderse como un problema de salud pública que necesita de cambios profundos para lograr una nueva cultura vial».

Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.