Sesión adentro, represión afuera: así actuó la Policía contra remiseros y periodistas

BUUFO repudia enérgicamente la represión a los trabajadores del volante y a los colegas periodistas, y recuerda que la censura aplicada no sólo socava los derechos fundamentales de libertad de expresión y libertad de prensa consagrados en tratados internacionales sino también cercena el libre ejercicio de la profesión y principalmente los derechos de la ciudadanía a informarse en plenitud.

Mientras el Senado sesionaba, en las puertas de la Legislatura Provincial la Policía reprimía a remiseros y taxistas que reclaman un amparo ante la situación económica en pique que atraviesa el sector.

Con gases y balas de goma, los efectivos se abalanzaron contra los trabajadores del volante a punto tal que detuvieron al menos a 7, entre ellos Sergio Salinas, referente del sector.

Al igual que el «carancheo» de corte tumbero, los policías «metieron» a los detenidos al Palacio Legislativo, donde los habrían golpeado. El periodista Samuel Valdivieso de Todo Salta intentó filmar la situación, pero la policía lo echó a los empujones. También padeció el embiste azul el periodista de Telefé, Marcelo Montenegro.

«Uno de los compañeros remiseros tiene toda la cara desfigurada, se desmayó adonde los revisa el médico legal en Ciudad Judicial», contó Salinas a BUUFO la tarde de ayer, avisando que se quedaría sin su celular.

Las imágenes son elocuentes: la Policía mostró su peor cara reprimiendo la protesta social en las puertas de la Legislatura y «la Casa del Pueblo» se utilizó como una suerte de comisaría para golpear a los detenidos. Y para que no queden registros, intentaron intimidar a trabajadores de la prensa.

De momento, aturde el silencio del ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro, y de las autoridades legislativas, que deberían haber alzado la voz en tanto y en cuanto todo ocurrió mientras se encontraban en Mitre 550 sesionando.

Hay vídeos en donde se ve claramente cómo algunos efectivos detienen a una persona en calle Leguizamón esquina Balcarce, adonde lo golpean salvajemente e incluso reprimen a un transeúnte que quiso filmar las agresiones.

BUUFO repudia enérgicamente la represión a los trabajadores del volante y a los colegas periodistas, y recuerda que la censura que intentaron aplicar socavando los derechos fundamentales de libertad de expresión y libertad de prensa consagrados internacionalmente no sólo cercena el libre ejercicio de la profesión sino también y principalmente los derechos de la ciudadanía a informarse en plenitud.

Instagram did not return a 200.