Se aprobó una nueva ley que impulsa la creación de Centros de Estudiantes

Estudiantes frente a la Legislatura - Foto: Instagram Federación de Estudiantes de Salta

El Senado convirtió en ley un proyecto que ampara y promueve la participación estudiantil en la vida democrática. Resta que el gobernador Gustavo Sáenz promulgue el texto. «Este día claramente marcará un antes y un después», celebró la juventud.

Los y las estudiantes de la secundaria, de la educación técnica y del terciario y los BSPA, tanto públicos como privados, podrán ejercer su derecho a tener Centros de Estudiantes de gestión Autónoma para tener representación a través de un órgano gremial ante las autoridades.

Se trata de un avance más del movimiento estudiantil, que impulsó la aprobación  de un proyecto para que la provincia adhiera a la Ley Nacional 26.877, cuya legislación actualiza la norma hoy vigente, que es la Ley provincial Nº 6.616.

Así las cosas, las autoridades educativas deberán promover la participación política de las y los jóvenes y garantizar las condiciones para el funcionamiento de los Centros de Estudiantes en cada establecimiento de Salta, incluso reservando espacio físico.

Cada comisión podrá elaborar su propio estatuto y estarán habilitados a conformar una organización en federaciones departamentales, regionales y a nivel país. 

Con la votación en el Senado de este jueves, justo antes de que el expediente pierda estado parlamentario, solo resta que el gobernador Gustavo Sáenz promulgue la norma. El proyecto ya contaba con media sanción de la Cámara de Diputados- desde septiembre de 2019- y había sido tratado en la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología en la Cámara Alta semanas atrás.

Cada comisión podrá elaborar su propio estatuto y estarán habilitados a conformar una organización en federaciones departamentales, regionales y a nivel país.

De ese encuentro online participaron referentes del movimiento estudiantil, del Ministerio de Educación y de la Subsecretaría de la Juventud, entre otros organismos que participaron del debate. El senador Carlos Rosso (Salta Tiene Futuro) dijo que los Centros de Estudiantes son una herramienta política necesaria para la vida en sociedad y principalmente para la juventud.

Además, el legislador habló de una “gran tarea” y desafío de las autoridades para hacer cumplir la normativa, toda vez que en ciertos establecimientos ya hubo visos de resistencia a la organización gremial de las y los jóvenes. En tanto que el senador Javier Mónico Graciano consideró que “si bien se están creando derechos, todo derecho implica una responsabilidad”.

Desde la Federación de Estudiantes Secundarios de Salta (FESS) han impulsado movilizaciones frente a la Legislatura para visibilizar la demanda y, a su vez, para ejercer presión para que se apruebe el texto. Fue allí donde aguardaron la votación ayer y celebraron la aprobación del texto.

“Para nosotros es un orgullo como militantes, y sobre todo como estudiantes de éste proyecto- sueño que hoy logramos concretar. Este día claramente marcará un antes y un después en los sistemas educativos y militantes de la provincia, sabemos que será una ardua tarea poder garantizar que todos los colegios tengan sus centros de estudiantes pero esperamos contar con el apoyo del gobierno y del Ministerio de Educación para garantizar el total cumplimiento de ésta nueva ley”, señaló Aramis Padilla, presidente de la FESS, consiga El Tribuno.

Democracia participativa

La Ley Nacional fue promulgada en agosto de 2013 tras ser aprobada por el Congreso de la Nación. El artículo 1º de la legislación dice así: «Las autoridades jurisdiccionales y las instituciones educativas públicas de nivel secundario, los institutos de educación superior e instituciones de modalidad de adultos incluyendo formación profesional de gestión estatal y privada, gestión cooperativa y gestión social, deben reconocer los centros de estudiantes como órganos democráticos de representación estudiantil».

“Esta ley profundiza la democracia y sirve para elevar la conciencia de un pueblo; necesitamos más política y menos corporaciones”, afirmó el por entonces diputado Andrés «Cuervo» Larroque, hoy funcionario del gobierno de Axel Kicillof.

Pero en Salta hubo un ida y vueltas por posturas que obstaculizaron la democracia participativa. Sucede que si bien la Cámara de Diputados provincial aprobó la adhesión a la norma nacional en 2017, el Senado objetó ciertos puntos que hirieron el espíritu de la ley. Por ejemplo, intentaban condicionar la participación estudiantil a aquellos en condición «regular» siendo que en el artículo 5º de la manda a nivel país reza que «participarán del centro de estudiantes todos aquellos que acrediten ser estudiantes de la institución educativa, sin otro tipo de requisito». Además, intentaba sugerir ciertos principios reguladores de los Centros de Estudiantes, cuando la ley nacional dice que serán ellos mismos quienes lo estipulen. Y, por último, pretendía que el órgano de aplicación sea la Subsecretaría de la Juventud en lugar del Ministerio de Educación de la Nación.

Entonces, la Cámara Baja insistió con el proyecto. Finalmente en septiembre de 2019, cuando todavía presidía el cuerpo legislativo Manuel Santiago «El Indio» Godoy, el texto fue aprobado. Y ahora, ratificado por el Senado.

La norma nacional dice, además, que los centros de estudiantes elaborarán su propio estatuto en correspondencia con la legislación nacional y de cada jurisdicción, el que debe contener, al menos:

  • Objetivos;
  • Organos de gobierno y cargos que lo componen;
  • Funciones;
  • Procedimientos para la elección por voto secreto, universal y obligatorio y renovación de autoridades;
  • Implementación de instancias de deliberación en la toma de decisiones;
  • Previsión de órganos de fiscalización; y
  • Representación de minorías.

 

Instagram did not return a 200.