“Sáenz es cómplice del crimen ambiental en la Selva de Yungas”, denunció GreenPeace

La organización ecologista apuntó al mandatario salteño tras la aprobación de la Secretaría de Ambiente de San Lorenzo al proyecto «Los Maitines». Es un negocio de la familia Patrón Costas y afectará a unas 125 hectáreas, y a una cuenca hídrica vital incluida.

El gobierno de Gustavo Sáenz avala tácitamente el proyecto urbanístico «Los Maitines» que la tradicional familia Patrón Costas busca emplazar en las codiciadas y estratégicas tierras boscosas del municipio San Lorenzo. Para concretarlo, vecinos de la zona han denunciado que se busca tumbar bosques nativos protegidos por la normativa vigente: prevén uso de 125 hectáreas de las cuales 71 de ellas estarían destinadas a un loteo de tipo country y otras 40, a espacios de recreación.

Hablamos de un negocio privado que atentará contra el ecosistema toda vez que pretende arrasar con los bosques nativos y su biodiversidad. En esa Selva de Yungas habitan especies tales como la corzuela, el zorro gris y el gato montés; aves como el carpintero lomo blanco, la bandurria baja, el loro alisero, el zorzal colorado, el picaflor cometa y el tucán; y árboles como el tala blanca, el ceibo, el nogal, el horco molle y el chal chal, entre otros, precisaron especialistas.

A través de la Resolución 01/2021 firmada por el Secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Municipalidad de San Lorenzo, Jorge Virgilio Núñez, funcionario del intendente Manuel Saravia, se otorgó el Certificado de Aptitud Ambiental (CAAM) a la iniciativa en cuestión. Saravia fue el candidato de Sáenz para ganarle al ex intendente Ernesto «Kila» Gonza, ahora encarpetado en causas judiciales.

Según difundió CUARTO, al final de las consideraciones de dicho documento se detalla que «la iniciativa satisface plenamente los aspectos referidos por el art. 46 de la Ley 7070» sobre la Protección del Medio Ambiente. Tal articulado sostiene que «la formulación e implementación de políticas, legislación, reglamentación de control y otras acciones de protección del medio ambiente y los recursos naturales, deben basarse en el consenso y la concertación de las partes interesadas».

«Este desarrollo urbanístico implica el desmonte de un ecosistema frágil y único como la Selva de Yungas, que concentra la mitad de la biodiversidad de Argentina. Además viola la Ley Nacional de Bosques, que en su artículo 4 define como desmonte al desarrollo de áreas urbanizadas sobre bosques nativos, y por ende no pueden autorizarse en esa zona protegida»advirtió Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Te puede interesar: Desmontes: las topadoras están listas, aunque el Gobierno diga lo contrario

La activista de la organización ecologista denunció: «Al autorizar este proyecto, el gobierno de Sáenz es cómplice de la violación de la normativa para cometer un verdadero crimen ambiental”. 

Entre los párrafos de la resolución, detalla el sitio digital mencionado, puede leerse que la cota máxima de construcción será de 1470 metros sobre el nivel del mar y, además, se sugiere una disminución de «la cantidad de lotes» y una limitación a «las construcciones pendientes, en particular al área comprendida entre el camino de acceso existente al caso de Finca Los Maitines y la urbanización residencial Los Zarzos». Ello obedece a un requerimiento de la Secretaría de Obras Públicas y, por lo tanto, a la instancia del «consenso» y de «concertación de las partes interesadas» antes mencionado.

Sobre el tema: Denuncian que los desmontes aumentan el riesgo de enfermedades

Desde Greenpeace señalan una «complicidad» de la administración Sáenz con el proyecto inmobiliario y advirtieron por la afectación de una cuenca hídrica vital para la zona. «La finca está clasificada en la Categoría II- Amarillo de la Ley Nacional de Bosques, por lo que su desmonte no está permitido», indicaron.

Antes: Guiño a los desmontes: Salta flexibiliza controles de cambio de suelo

El sitio Cuarto finaliza la nota titulada «Choloemprendimiento aprobado | El proyecto inmobiliario que amenaza las serranías de San Lorenzo obtuvo el aval ambiental municipal«, de la siguiente manera: «Sobre el aprovisionamiento de agua, vecinos indicaron los daños que la obra de Los Maitines provocará al ambiente y, sobre todo, a las familias que “aguas abajo” atienden sus necesidades domésticas con el agua del rio Castellanos. Consideran que la pretensión de extraer del rio Castellanos y de los arroyos vecinos cerca de 200 millones de litros de agua por año alterará los equilibrios ambientales e hídricos de la zona, además de dejar sin agua a buena parte del vecindario».

La actual crisis sanitaria, climática y de biodiversidad nos obliga a actuar en consecuencia. Más deforestación significa más cambio climático, más inundaciones, más desalojos de comunidades campesinas e indígenas, más desaparición de especies en peligro de extinción y más enfermedades. Destruir bosques es un crimen que debe prohibirse y penalizarse”, finalizó Noemí Cruz de la organización ecologista.

Jorge Virgilio Núñez con David Leiva y Raúl Córdoba, cuando fue reconocido por el Concejo Deliberante de la Capital, en 2019:

Instagram did not return a 200.