Rusia pide a Eslovaquia devolver las vacunas por incumplimiento del contrato

Las había comprado el primer ministro eslovaco, quien debió renunciar porque no avisó a su Gabinete. Los desarrolladores del fármaco acusan una campaña de desinformación perjudicial. Alemania abre la puerta a Moscú.

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) pide al Gobierno de Eslovaquia devolver un lote de la vacuna Sputnik V a raíz de «múltimples incumplimientos de contrato» para «que pueda ser utilizada en otros países», señaló el titular del organismo Kiril Dmítriev.

Los inversionistas de la vacuna han revelado que la agencia de regulación eslovaca probó la Sputik V en un laboratorio que no estaba acreditado oficialmente en la Unión Europea (UE).

Además, para el RDIF, el Instituto Estatal de Control de Medicamentos de Eslovaquia lanzó una campaña de desinformación contra la vacuna al indicar que las dosis enviadas a su país «no tiene las mismas características que la vacuna descrita en (la revista) The Lancet».

Desde el organismo ruso retrucaron que todas las dosis son de la misma calidad y son sometidas a un riguroso control de calidad, que ya fue confirmado por 59 países, entre ellos Argentina.

Por tal motivo, el Fondo Ruso de Inversión Directa «exigió que las dosis de Sputnik V sean enviadas al Laboratorio Oficial de Control de Medicamentos» de la UE, autorizado por el bloque europeo, sostuvo la agencia Sputnik Mundo.

Los idas y vueltas entre países de la Unión Europea respecto a la administración de las vacunas son una constante. Algunos Estados compran las dosis que encuentran disponibles, pese a la resistencia del bloque.

Esto último es lo que hicieron el ex primer ministro eslovaco Igor Matovic y el ex ministro de Salud, Marek Krajci, quienes adquirieron las vacunas rusas sin informar a la presidenta Zuzana Caputova ni al resto del Gabinete. Ambos funcionarios eslovacos debieron renunciar a sus cargos tras el escándalo desatado.

«La decisión de comprar vacunas fuera del programa de adquisiciones de la UE ha convertido a Eslovaquia, junto con Hungría, en la puerta de entrada de las vacunas rusa y china en terreno comunitario«, afirma una nota de hace cuatro días publicada en el diario español El País.

Ninguna de esas vacunas ha sido aprobada por el organismo de regulación. Sin embargo, Alemania abrió este jueves la puerta a que los países de la UE puedan adquirir las dosis de vacunas contra la Covid-19 por su cuenta. Funcionarios del Gobierno alemán anunciaron que están dispuestos a avanzar en acuerdos bilaterales con Moscú.

Instagram did not return a 200.