Redactan elevación a juicio contra rugbiers acusados de matar a Fernando Báez Sosa

Ocho de los diez permanecen detenidos con asistencia psicológica. Fiscalía acusa a los imputados de “homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”.

A ocho meses del crimen de Fernando Báez Sosa, la fiscal penal Verónica Zamboni comenzó a redactar el pedido requisitorio para elevar a juicio la causa que tiene como imputados a los diez rugbiers que participaron del hecho acontecido el 18 de enero pasado.

De los diez imputados, ocho permanecen detenidos en la Alcaldía de Melchor Romero, donde transitan sus días con bajo perfil y reciben asistencia psicológica de profesionales. Trascendió que ya no son insultados ni agredidos por el resto de los presos, como sí ocurrió al principio.

Según fuentes judiciales citadas por Télam, la defensa de los rugbiers pedirá que un jurado popular analice las pruebas recolectadas. La fiscal de Villa Gesell los acusa del delito de “homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas” cuya pena contempla la prisión perpetua.

El caso tuvo alta trascendencia mediática. Báez Sosa fue brutalmente agredido a la salida de un boliche por el grupo de rugbiers. La indignación social fue tal que derivó en un debate interno hacia la formación de personas en ese deporte.

“La fiscalía recibió (el miércoles) declaración a los padres de Fernando por videollamada y restan pocos elementos” para la elevación a juicio, explicaron a la prensa los abogados Fabián Améndola y Fernando Burlando, quienes representan a los padres de Fernando.

Graciela Sosa, madre de Fernando, expresó a la agencia estatal de noticias: “Son días difíciles, cada vez estamos peor, tratamos de salir para adelante, de ponernos fuertes para seguir pidiendo Justicia por Fer, para que esto no quede así”.

Se cumplen ocho meses del brutal asesinato de Fernando Báez Sosa.

Situación procesal de los rugbiers

Por el crimen permanecen con prisión preventiva los rugbiers Máximo Thomsen (20), Ciro Pertosi (20), Luciano Pertossi (18), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (20), Blas Cinalli (19) y Ayrton Viollaz (21), a quienes Zamboni considera coautores del crimen del joven.

En tanto, Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19) están en libertad, acusados de ser «partícipes necesarios».

El hecho ocurrió la madrugada del 18 de enero último en pleno centro de la localidad turística, frente al boliche Le Brique, donde Báez Sosa y dos de sus amigos comenzaron a ser golpeados por un grupo de jóvenes.

Fernando recibió golpes y patadas en la cabeza que le provocaron la muerte antes de que pudiera ser atendido por médicos, mientras que sus agresores huyeron.

El episodio quedó registrado en distintas cámaras de seguridad y en teléfonos celulares de otras personas que se hallaban en la zona, por lo que los sospechosos fueron identificados y detenidos horas más tarde en la casa que alquilaban, a pocas cuadras del lugar del crimen.

De acuerdo a la pesquisa, el rostro de Báez Sosa presentaba dos marcas, una de las cuales coincide con unas zapatillas Cyclone secuestradas a Thomsen.

Instagram did not return a 200.