R° de la Frontera: padre, madre e hijo evangelistas son juzgados por abuso sexual

La familia está acusada por un hecho ocurrido en el ámbito religioso durante 2019. Tras cinco jornadas de la audiencia de debate, se pasó a un cuarto intermedio. Al reanudarse, se producirán los alegatos de las partes.

José Luis Miranda (31 años) será juzgado por el delito de abuso sexual con acceso carnal con aprovechamiento en la inmadurez de la víctima en perjuicio de una menor de edad en atención a la calidad de ministro de culto reconocido.

En tanto, Benjamín Miranda Abiles (57 años) y Sabina Martha Mamaní (53), padre y madre del abusador, son acusados por corrupción de menores agravada y encubrimiento del delito de abuso sexual.

La familia es parte de un grupo religioso de la Iglesia Evangélica «Ministerio Apostólico y Profético de Restauración Visión de Águila» de Rosario de la Frontera, al sur de la provincia de Salta.

Antes: Detienen a un pastor evangélico y su familia por abuso sexual infantil

En este contexto, José Luis Miranda- como predicador- abusó sexualmente de la menor víctima, quien dio a luz un hijo de éste, tal como surge de los informes genéticos, indicó el Ministerio Público Fiscal.

Según la investigación en su contra estas tres personas del culto evangélico captaban a personas humildes, en situación de vulnerabilidad, para sacar provecho. La Asesoría de Menores e Incapaces puso en conocimiento el embarazo de la menor de edad, quien habría sido víctima de abuso sexual, y allí se disparó la pesquisa.

«El pastor Benjamín Miranda Abiles y su esposa Sabina Martha Mamani, quien tenia la guarda provisoria de la menor, promovieron y facilitaron la corrupción de la víctima, interfiriendo con su accionar en el normal desarrollo del proceso de formación de la sexualidad mediante actos prematuros excesivos para una niña de 13 años de edad», detallaron fuentes oficiales.

Además, de la acusación surge que «teniendo la acusada conocimiento de la actitud de su hijo José Luis Miranda hacia la niña, con la cual mantenía una relación amorosa, consentía dicha relación tal como surge de la investigación, tratando en todo momento con su accionar de ocultar tal situación mientras facilitada que los hechos se continúen realizando«.

La acusación está a cargo del fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra, y tramita ante la Sala II del Tribunal de Juicio del Distrito Metán. Quien preside la audiencia es la jueza Carolina Poma Salvadores.

Tras cinco jornadas, se pasó a un cuarto intermedio dispuesto por el Tribunal. Al reanudarse, se producirán los alegatos de las partes.

Instagram did not return a 200.