Publicaron un informe del Mossad sobre atentados a la AMIA y la embajada de Israel

El documento de la agencia de inteligencia israelí, publicado por el New York Times, aseguró que ambos ataques «fueron llevados a cabo por una unidad secreta de Hezbolá», que no contó con colaboración de «ciudadanos argentinos ni asistidos en el terreno por Irán».

Foto archivo Atentado a la AMIA

Una publicación del diario The New York Times en base un informe interno de la agencia de inteligencia israelí Mossad sobre los atentados perpetrados a la embajada de Israel en 1992 y a la AMIA en 1994 en Argentina sostiene que ambos ataques «fueron llevados a cabo por una unidad secreta de Hezbolá«, que no contó con colaboración de «ciudadanos argentinos ni asistidos en el terreno por Irán».

La información contradice lo concluido por el Poder Judicial argentino sobre el ataque a la mutual judía en lo concerniente a una conexión local y a la colaboración iraní en la organización del atentado, señaló la agencia Télam.

El artículo del periódico estadounidense menciona un estudio interno del Mossad que «ofrece un relato detallado del modo en el que se planearon los atentados«, incluida «la forma en que el material para los explosivos se introdujo de contrabando a la Argentina en botellas de champú y cajas de chocolate».

«Aunque el Mossad enfatiza que la inteligencia israelí aún cree que Irán, que respalda a Hezbolá, aprobó y financió los atentados y suministró el entrenamiento y el equipo, las averiguaciones refutan las afirmaciones sostenidas por mucho tiempo por Israel, Argentina y Estados Unidos de que Teherán tuvo un papel operativo», afirma el texto.

Las conclusiones «se basan en información recopilada a partir de interrogatorios con sospechosos, vigilancia, escuchas telefónicas y agentes«, explica el matutino neoyorquino. Y añade que tales informes fueron confirmados «en entrevistas realizadas este mes a cinco altos funcionarios del Mossad actuales y retirados».

En ese contexto, el artículo sostuvo que en la investigación «también rebaten las sospechas en Argentina de que funcionarios locales y ciudadanos habían sido cómplices de los ataques». Una hipótesis que ha sido incluida en la investigación desde un principio.

El ataque a la embajada de Israel fue perpetrado en 1992 y provocó 22 fallecidos, mientras que el ataque a la AMIA se produjo en 1994 y causó la muerte de 85 personas. Ambos atentados dejaron cientos de personas heridas.

“He leído con atención el informe del New York times por todo lo que significa y el impacto que podría llegar a tener en el caso de que la justicia le de validez en el aspecto procesal», expresó Agustín Rossi en declaraciones a FM Milenium. El titular de la Agencia Federal de Inteligencia, sin embargo, pidió «ser muy prudentes» al respecto, al tiempo que consideró la investigación debe seguir su curso judicial.

Tras las revelaciones del NYT, el periodista Raúl Kollmann, que sigue el tema desde el principio, reflexionó que «en la fiscalía AMIA obviamente no se van a guiar por lo que dice un diario, pero pedirán el informe a Israel«. «Sucede que si tuviera evidencias reales, judiciales, quedarían fuera de la acusación Mohsen Rabbani –exagregado cultural de la embajada de Irán en Buenos Aires y considerado hasta ahora el cerebro de los ataques–, Hadi Soleimanpour, exembajador y Ahmad Asghari, tercer secretario de la embajada, todos ellos acusados, entre otros, por el fiscal Alberto Nisman», añade «Tuny» en su artículo de Página 12.

About Post Author

Instagram did not return a 200.