Prorrogan la prohibición de despedir empleados y el pago de la doble indemnización

Claudio Moroni, ministro de trabajo, destacó el programa ATP y la prohibición de despidos como mecanismos para contener el impacto de la crisis

La Casa Rosada fundamentó la decisión por la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social producto de la pandemia. Será por 90 días. Bronca de empresarios.

El Gobierno de la Nación prorrogó la prohibición de despidos y extendió la obligatoriedad del pago de una doble indemnización para los casos de cesantía en todo el año 2021. La decisión fue tomada tras una reunión del Gabinete Económico atendiendo que la última extensión finalizaba el 29 de enero.

Según informaron fuentes oficiales, la medida será publicada en Boletín Oficial en las próximas horas con la firma del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

La prohibición de despidos, que se decretó al inicio de la pandemia, estará vigente por 90 días y se enmarca en la crisis económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social producto del Covid-19.

Así, las empresas privadas no podrán despedir empleados sin justa causa ni por razones de fuerza mayor o disminución de la demanda de trabajo. Sucede que algunas compañías tuvieron, tienen y tendrán la intención de echar personal toda vez que la retracción económica se mantenga.

Como era de esperar, empresarios cuestionaron la medida. Según publicó Infobae, consideraron que «atenta contra la generación de empleo». Uno de ellos fue Daniel Funes de Rioja, titular de la COPAL e integrante de la Unión Industrial Argentina (UIA), quien aseguró: «Prorrogar este triple cepo sólo contribuye a generar incertidumbre y desconfianza en un sistema laboral que no ofrece respuestas adecuadas». Funes de Rioja es el mismo que rechazó el impuesto a las grandes fortunas asegurando que tener 200 millones de pesos «es tener un poco más que el promedio».

El primer decreto rigió desde el 1° de abril, luego se dispuso una prórroga desde el 1° de junio y hubo una tercera disposición a partir del 1° de diciembre.

«La pandemia de Covid-19 ha producido una merma considerable en la actividad económica a nivel mundial de la que nuestro país no se encuentra exento, por lo cual se entiende necesario y conveniente -más allá de las particularidades de cada región-, prorrogar la normativa existente respecto de la prohibición de despidos», había expresado el Gobierno en esa última prórroga.

Entre las medidas el Gobierno destinadas a amortiguar el impacto de la crisis en el sector privado se incluyó la postergación o disminución de diversas obligaciones tributarias y de la seguridad social, la creación de programas específicos de transferencias de ingresos para contribuir al pago de los salarios como lo ha sido el ATP (50% del salario abonado por el Estado), la modificación de procedimientos para el acceso a estos beneficios y el lanzamiento de créditos para micro, medianas y pequeñas empresas.

Finalmente, la Administración Nacional consideró «indispensable continuar garantizando la conservación de los puestos de trabajo por un plazo razonable, en aras de preservar la paz social y que ello solo será posible si se transita la emergencia con un diálogo social en todos los niveles y no con medidas unilaterales de distracto laboral, que no serán más que una forma de agravar los problemas que el aislamiento social, preventivo y obligatorio procura remediar».

Instagram did not return a 200.