Precios Justos: el control que fracasó en Salta y el último intento para recomponer salarios

El Gobierno Nacional insiste en firmar convenios de colaboración con Provincias y Municipios para monitorear el cumplimiento del programa Precios Cuidados. Ni el gobernador Sáenz ni la intendenta Romero pondrán en marcha los controles. Para Manuel Santiago “Indio” Godoy “al Estado Provincial le conviene que haya inflación”.

Por Carlos Córdoba

El ministro de Economía, Sergio Massa, instruyó al secretario de Comercio, Matías Tombolini, a celebrar convenios de colaboración con las autoridades provinciales y los municipios de todo el país para que controlen el cumplimiento del programa Precios Justos y sancionen a las empresas que incumplan las directrices del mismo y similares.

Las infracciones cometidas en las provincias y que afecten exclusivamente al comercio de sus respectivas jurisdicciones serán juzgadas en sede administrativa por los organismos que determine cada una de ellas”, dice la Resolución 701/2022 publicada en el Boletín Oficial. Las contravenciones que den lugar a multas serán definidas según lo establecido por Comercio.

Para el expresidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Manuel Santiago “Indio” Godoy, “es difícil” que se concrete el control de precios puesto que “los gobiernos del interior no hacen nada” en tal sentido, incluido el salteño.

Este Gobierno de (Gustavo) Sáenz no hace nada para ayudar a controlar los precios (…), ni siquiera uno de los tantos empleados que tienen lo he visto recorrer los supermercados”, apuntó Godoy en una entrevista con el programa “Sapo de Otro Pozo” (FM Radio UNSa 93.9mhz).

Y continuó: “No tienen idea de lo que es una gestión de control de consumo. No quieren (…). A Sáenz no le interesa, ni comparte, ni tiene vocación de ayudar no solamente en el control de precios. Por ejemplo, en esta provincia el precio del colectivo está súper aumentado a pesar de los subsidios. Nunca nadie le preguntó a SAETA- yo lo hice cuando fui diputado, nunca respondieron- cuánto son los subsidios que reciben”.

SOBRE EL TEMA: Provincia autoriza suba del 32,5% en la electricidad

El referente del Partido Igualar agregó el caso de la electricidad, que en Salta ha sufrido un aumento del 32% en lo que va del año, incremento que fue autorizado por el Ente Regulador de los Servicios Públicos a cargo del abogado Carlos “Uluncha” Saravia.

Nos hacen el cuento que hay que aumentar la luz y, sin embargo, EDESA ya aumentó. O sea que, cuando venga la quita de subsidios, a los salteños se les aumentará más”, afirmó el dirigente peronista en referencia a la segmentación tarifaria nacional.

Volviendo al control de precios, ahora el mecanismo de Nación será a través de la impresión de los precios en los envases de los productos, un acuerdo sellado con varias cadenas productoras de alimentos y artículos de higiene personal y limpieza. Se prevé que con ello no se apliquen subas especulativas en las góndolas hasta marzo del 2023.

La medida es novedosa si se tiene en cuenta que en su momento, además de delegar el poder de policía a las Provincias y los Municipios, desde Nación se intentó que las organizaciones sociales Movimiento Evita, Somos Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) sean las controladoras del programa «Precios Cuidados«. Tampoco funcionó y los aumentos e incumplimientos continuaron.

Ahora la Administración Central dispuso que “transferirá mensualmente a la autoridad local correspondiente, el 25% del producido de las multas aplicadas en su distrito, en concepto de retribución por los gastos operativos generados”. Es decir que se pueden ensanchar los ingresos a las arcas públicas controlando el cumplimiento de precios.

No obstante, empresarios de las cadenas alimenticias y supermercadistas ya anticiparon que la medida no contribuirá en los hechos para frenar la espiral inflacionaria que ha erosionado el poder adquisitivo de la clase trabajadora. Una puja en la que han ganado a las anchas, provocando una transferencia de ingresos fenomenal. 

Así lo indica un informe del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) señaló que “la ganancia empresarial se ha lucrado de la inflación a costa del bienestar social de los trabajadores: de forma acumulada entre 2016-2021, la masa salarial en la economía creció 335 por ciento, mientras que los precios crecieron 474 por ciento y los beneficios empresariales 523 por ciento». Y que entre 2020 y 2021 la masa salarial creció 42 por ciento, los precios 52 por ciento y la ganancia empresarial 75 por ciento.

El control de precios en Salta no funcionó. Y si ahora se vuelve a delegar el control en Gobiernos sub-nacionales que no lo ejercen por los motivos que fueren, tampoco funcionará. Lo que anunció Massa acerca de que los productos no aumentarán porque los precios estarán en el packaging podría sonar novedoso. Pero será necesario una política creativa y contundente para evitar que la puja distributiva favorezca a monopolios privados en perjuicio de la ciudadanía. Tal vez sea el último intento para recomponer salarios y mejorar las chances para las elecciones de 2023.

Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.