Policías detuvieron sin orden judicial a un hombre y empujaron a una embarazada

Móvil policial - Imagen Ilustrativa

Los efectivos están acusados de vejaciones y allanamiento ilegal, mientras que a uno de ellos le imputan también falsedad ideológica. Pidieron la elevación a juicio y prisión preventiva.

El 2 de febrero de 2020, alrededor de las 17 horas, los policías Pablo Exequiel Toledo (sargento), Ignacio Esteban Zurita (cabo) y Rómulo Segovia (oficial subayudante) irrumpieron sin autorización en un domicilio de barrio Solidaridad.

Allí, los efectivos detuvieron a un joven y agredieron a una mujer y a su hija, quien estaba embarazada, motivo por el cual debió ser internada. Además de no verificar supuestos delitos contra el sobrino de la mujer denunciante, los policías no tenían orden judicial para privarlo de su libertad.

Para justificar el allanamiento y la detención, el oficial Rómulo Segovia de la subcomisaría de Los Toldos confeccionó un informe que fue firmado, como testigo, por el sargento Pablo Toledo de la subcomisaría de Villa Asunción de la Capital salteña.

De manera tal que los tres efectivos fueron imputados por vejaciones y allanamiento ilegal (en concurso real), mientras que al sargento Pablo Toledo le ampliaron la acusación por falsedad ideológica.

Los azules fueron detenidos el lunes 19 de abril. Ahora la fiscala penal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, solicitó la elevación a juicio y la prisión preventiva ante el Juzgado de Garantías 2.

Instagram did not return a 200.