Parrili cruzó a Marc Stanley, futuro embajador estadounidense en Argentina

«No necesitamos que venga un ciudadano norteamericano a decirnos qué es lo que tenemos que hacer», apuntó el senador nacional en referencia a las declaraciones Stanley sobre nuestro país. Tras poner duros ejemplos sobre la realidad de los EEUU, Parrili recordó lo sucedido con Spruille Braden, cuando fue derrotado por Perón.

Marc Stanley y el presidente estadounidense Joe Biden

El senador nacional Oscar Parrili (Frente de Todos-Chubut) salió al cruce del futuro embajador estadounidense en la Argentina, Marc Stanley, luego de que éste hiciera declaraciones sobre nuestro país con un claro tinte injerencista.

Ante el Comité Evaluador de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano, Stanley dijo que el «principal problema» de la Argentina es la «enorme» deuda con el Fondo Monetario Internacional y que «es responsabilidad de los líderes argentinos elaborar» un plan macroeconómico «para devolverla y aún no lo han hecho».

Stanley, el elegido por el presidente Joe Biden para representar sus intereses en el país, también deslizó que la economía argentina «es un hermoso autobús turístico al que las ruedas no le funcionan correctamente» y sostuvo que «se va a involucrar» con la dirigencia política argentina «para resolver estos problemas».

Para el senador Parrili tales declaraciones «en nada condicen con lo que tiene que ser un embajador para lograr respeto entre los países al cual va a representar, para lograr armonía y tener relaciones maduras y serias».

«Lo primero que quiero decirle al señor Stanley es que si las ruedas no funcionan correctamente es porque alguien a lo mejor las pinchó y les tiró clavos para que no pudiera funcionar. Bueno, en eso tiene mucho que ver el Gobierno anterior de los Estados Unidos. Y por eso me quiero referir y simplemente decir que el señor Stanley debería en primer lugar ver bien qué es lo que ha ocurrido en la Argentina y si hoy este colectivo no funciona correctamente en gran parte se debe a la responsabilidad del gobierno anterior de los EEUU y al gobierno anterior que estuvo en Argentina hasta el 10 de diciembre de 2019″, apuntó Parrili.

El legislador chubutense prosiguió: «Y se debe concretamente a ese famoso crédito que el FMI le dio al gobierno argentino y que hoy tenemos el problema que solucionar gravemente, es sin duda uno de los mayores problemas que tiene el gobierno argentino«. Luego sugirió a Stanley que lea las notas elaboradas por el bloque del Frente de Todos respecto a dicho préstamo el cual «fue dado incumpliendo todas las normativas del FMI, de una manera apresurada, inentendible, incumpliendo además todas las normas administrativas internas que rigen en la Argentina para tomar créditos»

Parrili continuó diciendo que incluso «se prestó 10 veces más de lo que estaba autorizado, se prestó dinero para la fuga, se hizo adelantos de esos dineros para que se fugaran» y recordó los dichos del representante de los EEUU ante el organismo multilateral Maurice Claver Carone quien aseguró que el préstamo fue otorgado para la reelección de Macri.

«Reconoció expresamente que este crédito fue dado a Macri porque consideraba (el entonces presidente Donald) Trump una clave importante para América Latina y utilizó el poder institucional- es decir presionó al FMI- para sostener al gobierno de Cambiemos que estaba en un jaque por un plan económico recesivo que podría abrir las puertas a un triunfo del peronismo», sostuvo.

No necesitamos que venga un ciudadano norteamericano a decirnos qué es lo que tenemos que hacer

«Los argentinos, por lo menos un gran sector de los argentinos, nos merecemos respeto y consideración. No necesitamos que venga un ciudadano norteamericano a decirnos qué es lo que tenemos que hacer. A lo mejor a otros se los dice, y aceptan disciplinada y obsecuente todas las sugerencias que les hacen, como fue esta: ‘tomen un crédito de 44 mil millones para ganar las elecciones y después vemos qué hacemos. ¿Después vemos qué hacemos? Es el problema que hoy tenemos todos los argentinos sobre las espaldas«, espetó el dirigente kirchnerista.

«¿Y saben qué es lo que pasa? No es un problema del Fondo, es un problema de los argentinos: esto significa menos gasas en los hospitales, menos tizas en las escuelas, menos netbooks, menos salud, menos educación, menos créditos, menos agua potable, menos viviendas. Esto es lo que significa tener que afrontar esta monumental deuda con el FMI que gracias a esa irresponsabilidad en la gestión de Gobierno y esa actitud absolutamente discplicente para nuestro pueblo como tuvo en toda la gestión el gobierno del presidente Macri hoy nosotros nos tenemos que hacer cargo», continuó.

Parrili se preguntó qué pasaría si el embajador argentino en EEUU se entrometiera en la realidad de ese país y opinara «nosotros vamos a trabajar para que desaparezcan las guaridas fiscales de EEUU o que el consumo de droga no sea tan alto (hoy lamentablemente Estados Unidos es el país del mundo de mayor consumo de drogas). O ‘vamos a trabajar para evitar que no emitan tanto dinero o que diga, por ejemplo, vamos a trabajar para que sectores de Estados Unidos no sean golpistas como hicieron con el presidente Biden cuando tomaron el Capitolio (aquélla anécdota que siempre se cuenta, porqué en EEUU no había Golpes de Estados, bueno, decían que no habían golpes de estados porque no había embajadas; bueno pero oh casualidad igual hubo un intento de golpe de estado por parte no de las FFAA sino por sectores civiles alentados por Trump). O qué pasaría si el embajador argentino fuera a EEUU y dijera ‘yo voy a colaborar con el gobierno de EUU para terminar con el racismo que hay en esa sociedad o con la violencia en las escuelas«.

«Simplemente planteo esta cuestión de privilegios para que, ojalá, el señor Stanley revea esta postura de querer intrometerse en los asuntos internos de otro país. Y si lo quiere hacer tiene a la bancada de Cambiemos para hacerlo, con ellos pueden trabajar tranquilamente, lo hicieron antes. Pero decir que este gobierno del presidente Alberto Fernández y Cristina Kirchner no vamos a admitir de ninguna manera una actitud de este tipo. Y solamente recordar para la historia que ya hubo un Braden que formó la Unión Democrática y fue a elecciones alentando la oposición en contra de Perón y al cual, igual que a Macri en el 2019, le ganamos«, concluyó Parrili.

HISTORIA

Spruille Braden fue el embajador de los Estados Unidos en la Argentina que construyó la fuerza política Unión Democrática para evitar el ascenso de un gobierno popular que por entonces representaba la figura de Juan Domingo Perón.

La U.D. fue integrada por la Unión Cívica Radical y los partidos Demócrata Nacional, Demócrata Progresista, Socialista y Comunista.

Con el binomio José Tamborini-Enrique Mosca la UD, bajo tutela de Braden, le disputó la presidencia a Juan Domingo Perón y Hortensio Quijano (de la UCR Irigoyenista).

El resultado fue contundente: la fórmula Perón-Quijano se impuso con el 53% de los votos contra el 43% de la Unión Democrática. 

«Braden pretendió explicarme lo que, a su juicio, ‘debía hacer el gobierno argentino’. Si yo era ‘buenito’, a cambio de mi comprensión, era posible que los Estados Unidos no ‘vetaran’ mi eventual candidatura presidencial», relató Perón entonces.

Y continuó: «Le contesté que eso era colocar al país en una situación de dependencia. Una especie de resurrección del ‘protectorado’. Yo entiendo que, quien haga eso a su país, es un hijo de puta. Entonces Braden se levantó y se fue. Sin despedirse. La guerra estaba declarada entre notrosos. De allí en más sería ‘Braden o Perón'», reconstruyó Roberto Muñoz para la agencia Télam.

Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.