Pablo Outes confirmó que con Calletti y Vega votarán a favor de la Ley Ómnibus

Los tres diputados salteños eran parte de Unión por la Patria, pero tras la orden del gobernador Sáenz armaron un bloque “colaborador” de Milei. Así, el espacio Innovación Federal que preside Calletti aportará los votos necesarios a La Libertad Avanza.

El gobernador Gustavo Sáenz con los diputados nacionales Pablo Outes, Pamela Calletti y Yolanda Vega

El diputado nacional por Salta, Pablo Ismael Outes, confirmó que votará a favor de la Ley Ómnibus de Javier Milei. “No queda otra que sentarse en una mesa de acuerdo y diálogo” porque «hay que buscar que a las provincias no nos vacíen de recursos», sostuvo Outes en declaraciones radiales.

La supuesta resignación de Outes para acompañar a La Libertad Avanza es compartida por sus coterráneos Pamela Calletti y Yolanda Vega. Todos ellos abandonaron el espacio «Unión por la Patria» y conformaron el bloque “Innovación Federal” para colaborar con Milei por orden del gobernador Gustavo Sáenz.

Como explicó BUUFO, el objetivo de Milei es que los sectores “dialoguistas” voten afirmativamente el proyecto en general y luego se lleve adelante la discusión artículo por artículo, introduciendo los cambios que exigen desde las provincias.

Un punto que ha generado divergencias tiene que ver con las facultades delegadas al Presidente por parte del Congreso. Esta figura permitiría a Milei emitir decretos modificando cuestiones que impactan en la vida cotidiana de la ciudadanía.

El gobernador Sáenz con el jefe de gabinete Nicolas Posse y el ministro del Interior, Guillermo Francos, los armadores políticos de Milei

Según el ex coordinador político de Grand Bourg, van a “acotar las facultades” reduciendo el tiempo y la amplitud. A pesar de esas limitaciones que pudieren hacer en la Ley de Bases, la reglamentación podría echar por tierra todo acuerdo previo y dejar el camino allanado para que el Gobierno imponga cambios sin consultar al Congreso.

Tal vez por eso el Gobierno nacional retiró el capítulo fiscal, maniobra que busca la aprobación del paquete de leyes prontamente. Ciertamente, el Ejecutivo no puede cambiar el espíritu de lo que aprueba el Parlamento, pero las interpretaciones de sus funcionarios siembran dudas: hasta el Procurador del Tesoro, Rodolfo Barra, dijo abiertamente que en épocas de crisis se puede suspender la vigencia de la Constitución Nacional.

Como sea, el acompañamiento de los tres diputados salteños que responden a Sáenz y a su socio político, el senador nacional Juan Carlos Romero, ya había sido adelantado por el propio mandatario provincial en una charla con el ex animales sueltos Alejandro Fantino. «Va a salir, hay que dar las herramientas necesarias», respondió Sáenz ante la consulta del tratamiento de la Ley en el Congreso.

El vaciamiento a las provincias por parte de Nación aludido por Outes es un hecho. El ministro de Economía, Luis «Toto» Caputo, envió un mensaje a los Gobernadores anticipando recortes inmediatos si la ley no se aprueba. Tal postura intransigente fue ratificada por el vocero presidencial Manuel Adorni y, mas tarde, por el propio Milei.

Como dijo este medio, las presiones del gobierno de Milei surtieron efecto y en la Cámara de Diputados el bloque «Unión por la Patria» sufrió la salida de legisladores que responden a Gobernadores: a los salteños Calletti, Outes y Vega se sumaron los tucumanos Agustín Fernández, Elia Fernández de Mansilla y Gladys Medina, quienes por orden del gobernador Osvaldo Jaldo conformaron el bloque «Independencia».

El tucumano Jaldo atribuyó el movimiento- caracterizado como «traición» por referentes de UxP- a que Milei cedió con la derogación de la Ley de Azúcar y las retenciones a los limones, dos medidas que impactaban de lleno en la economía de esa provincia.

La «gobernabilidad» que los gobernadores Sáenz, Jaldo y otros darán a Milei con la votación a favor de la Ley de Bases- si los legisladores que responden a estos centros de poder distritales lo confirman- es crucial no solo para el proyecto de desregulación económica local, sino también para obtener un triunfo político de cara a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

Romero, Milei, Sáenz y Calletti. Una alianza pluri-partidaria motivada por intereses inconfesables

Paradójicamente, ese acompañamiento de los bloques Innovación Federal, «Hacemos Coalición Federal» y la Unión Cívica Radical (UCR) ha sido ratificado pese a las amenazas de recortes mayores a las Provincias y a las acusaciones de Milei sobre supuestos pedidos de coimas y extorsiones. 

Además, Outes y Calletti estarían yendo en contra de la postura del Partido Justicialista de Salta al cual son afiliados (Vega tributa a Salta Nos Une, partido del clan Romero). O por lo menos, a las declaraciones publicas que pretendieron al emitir un comunicado critico de la Ley Ómnibus.

El PJ salteño sostuvo que el proyecto de leyes de Milei “tienen como objetivo destruir nuestro modelo institucional y social” puesto que el Presidente “se arroga la suma del poder público” y socava la división de poderes.

Sin embargo, tal como señalo BUUFO, el pronunciamiento del PJ no exige explícitamente que las y los legisladores por Salta voten en contra de lo que cuestionan, pese a que desde este espacio arguyen que le “marcan la cancha”. De hecho, se podría interpretar que los reparos son a las formas y no así a todo el contenido del proyecto político, económico y social libertario.

Facebook Comments Box
Instagram did not return a 200.