Ordenan al IPS cubrir el 100% de la leche medicamentosa a una niña

El Alto Tribunal rechazó una apelación de la obra social. Deberá proveer la leche Nutrilon Pepti Junior a una niña que tiene alergia a la proteína de la leche de vaca.

La Corte de Justicia de Salta confirmó la sentencia que obliga al Instituto Provincial de Salud (IPS) a continuar proveyendo, al cien por ciento de su costo, la leche medicamentosa “Nutrilon Pepti Junior” a una afiliada en representación de su hija menor.
En el fallo que rechaza al recurso interpuesto por la obra social, además, se exhortó que reintegren las sumas abonadas por la mujer que presentó el amparo mientras no tuvo la cobertura.

La acción de amparo fue interpuesta por la madre de una niña diagnosticada por una especialista gastroenteróloga de niños como alérgica a la proteína de leche de vaca, consumiendo desde entonces unas diez latas por mes de leche especializada Nutrilon Pepti Junior.

Los jueces del Alto Tribunal recordaron que el IPSS se encuentra adherido al Programa Médico Obligatorio fijado por el Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación en la Resolución 247/96, con exclusión expresa del sistema de coseguros (artículo 4º inciso “a”), según informaron oficialmente.

Por su parte, la Ley 7127 le reconoce la facultad de establecer un “sistema de coseguros” en las prestaciones que brinda a sus afiliados, por lo que el porcentaje de cobertura por coseguro deberá ser afrontado por el afiliado, con excepción que se acredite una imposibilidad económica, situación que colocaría a su salud en un estado de riesgo que no pueda repararse. En ese supuesto el costo del coseguro debe ser afrontado por la obra social.

Agregaron que  en el caso examinado, quedó sin impugnar el fundamento central del fallo atacado, en cuanto refiere a la necesidad de la solicitante de una cobertura integral, ya que el informe ambiental practicado la coloca en una categoría de “nueva pobreza o pobres recientes”, situación económica que le imposibilita afrontar el elevado costo de la leche indicada.

Pese a que ello no mereció cuestionamiento alguno por parte de la obra social, insiste en brindar una cobertura parcial de la prestación soslayando que en el caso, la amparista no cuenta con un coseguro, y que la leche ha sido señalada como vital para la preservación de la salud de la niña. Ante ello, la exigencia del pago a la afiliada coloca a la salud de la niña, que es el bien supremo a proteger, en un estado de riesgo que no alcanza a repararse con la solución propuesta. En efecto, ello importaría privar a la menor de una alimentación adecuada conforme la patología que presenta y se verificaría un evidente menoscabo en su derecho a la salud.

Instagram did not return a 200.