Nora Giménez: “La reforma judicial va a ser ampliamente favorable para las familias argentinas”

La senadora nacional por Salta ponderó el sistema acusatorio que está vigente en la provincia y en Jujuy. En su intervención citó números aportados por funcionarios: en el último año se resolvió el doble de causas que antes de la vigencia del nuevo sistema acusatorio. Cómo va a impactar en el interior.

El Senado de la Nación aprobó ayer la Ley de Organización de la Justicia Federal por 40 votos a favor del Frente de Todos y aliados contra 26 negativos de Juntos por el Cambio. La norma crea juzgados y cámaras de apelaciones en las provincias y cargos de fiscales y defensores oficiales, entre otros puntos.

Para Salta, donde ya rige el sistema acusatorio donde Fiscales investigan y Magistrados/as evalúan las pruebas para juzgar, prevé la creación de 6 Juzgados Federales nuevos (4 para Capital, 1 para Orán y 1 para Tartagal); 4 cargos Fiscales con competencia penal para Capital, 3 para San Ramón de la Nueva Orán y 3 para Tartagal; y 1 cargo de Defensor Público con competencia penal para Capital.

La senadora nacional salteña Nora Del Valle Giménez ponderó la norma y señaló que “estamos frente a un cambio que va a ser profundo” que “va a ser ampliamente favorable para argentinos y argentinas” que aún esperan un mejor servicio de justicia. En su intervención, la legisladora del Frente de Todos explicó que junto a su compañero de bancada Sergio “Oso” Leavy se reunieron con funcionarios judiciales para conocer el impacto del nuevo sistema acusatorio que rige en la provincia y en Jujuy.

“Los jueces que están aplicando el sistema en el norte de la provincia nos han contado que, teniendo en cuenta la cantidad de casos y de expedientes tratados en el último año, se ha dado un tratamiento y resolución del 60% de nuevas causas. Comparando con la aplicación en tiempos anteriores al sistema acusatorio con el sistema tradicional no se ha alcanzado en esos años de aplicación en estos mismos juzgados el 30% de resolución de causas”, explicó Giménez.

Así, la senadora explicó que ese nuevo procedimiento “permite recuperar como sujeto de justicia a ese hombre, a esa mujer de carne y hueso, que antes los jueces, los defensores y los fiscales los conocían y valoraban fundamentalmente a través de un expediente y ahora tienen la posibilidad de acceder desde el primer momento a través del sistema de audiencia con todos los actores del sistema judicial y relacionarse directamente sin intermediarios”.

Giménez fustigó contra los grupos de poderes fácticos dominantes en el país que en alianza con poderes extranjeros “acudían a las Fuerzas Armadas” para interrumpir los procesos democráticos y gestar golpes de Estado. Ese mecanismo, precisó la senadora, viró al uso del “aparato judicial” con alcance en la región Latinoamericana y citó los casos de Brasil y Ecuador, donde persiguieron y pidieron encarcelar a los expresidentes Lula Da Silva y Rafael Correa, respectivamente. En el caso del mandatario carioca, incluso lo lograron, mientras se descubrió el polémico rol del exjuez y luego ministro de Justicia Sergio Moro.

Se trata de los conocidos “golpes blandos” que se construyeron a través de mecanismos orquestados por poderes económicos, políticos, mediáticos y judiciales para forzar un cambio de escenarios electorales a favor de sí mismos o bien funcionaron como pantalla para que una vez en la Administración de Gobierno taparan las medidas impopulares, como sucedió en Argentina en la gestión Cambiemos.

Finalmente, la senadora salteña aseguró que con este “cambio profundo” en la aplicación del servicio de justicia va a favorecer a muchísimas familias argentinas carentes de recursos que esperan resolver situaciones inconclusas y, además, permitirá fortalecer la democracia.

El tercer senador por Salta, Juan Carlos Romero, tuvo que pedir licencia porque viajó de incógnito a Europa. El legislador macrista ya había manifestado su postura en contra del proyecto.

Instagram did not return a 200.