“No se puede confiar en el imperialismo, pero ni tantito así, nada” (Che)

Por Daniel Tort*

“Esto recién comienza”

Las elecciones en el Estado Plurinacional de Bolivia le han dado a la vertiente socialista latinoamericana una nueva esperanza de cambio, y marca con absoluta claridad que las maliciosas negativas de que en 2019 no había mediado un golpe de estado, no han servido para nada.

A pesar de toda la prensa canalla que difundió encuestas que dictaba el departamento de estado norteamericano, de las renuncias anticipadas  supuestamente patrióticas hasta de la misma dictadora Jeanine Añez, y del gigantesco aparato publicitario en contra, el pueblo boliviano dio una lección de conciencia de clase y de pertenencia de Patria Grande.

Bajo la falsa acusación de la OEA de inexistente fraude en la elección de 2019 y a punta de fusil y desapariciones, se gestó hace apenas un año atrás, un golpe sangriento de los grupos económicos ligados a la llamada Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA).

Ese engendro tiene como referentes a MACRI, PIÑERA, URIBE, la UDI pinochetista de Chile, el PARTIDO POLUAR  de España y la democracia cristiana de ANGELA MERKEL, los Colorados de Paraguay y los Unionista de Guatemala. En síntesis toda la lacra neoliberal que acecha al Cono  Sur.

Con el autodenominado GRUPO DE LIMA se encargaron desde entonces de llamar a esa asonada de militares corruptos como “crisis”, y a la destitución de EVO, como “la salida” de MORALES, en un lenguaje estudiado y programado para la confusión y la persuasión de ingenuos.

Apenas horas después de conocerse los resultados del pasado 18 de Octubre, la presidenta de facto con indisimulable cara de espanto felicitó a LUCHO ARCE, y también los hicieron LUIS ALMAGRO de la OEA,  PIÑERA, y MICHAEL KOZAK del departamento de estado norteamericano, entre otros.

Esta puesta en escena ni por un instante, bajo pena de imperdonable ingenuidad, puede ser tomada como augurios de sinceridad, ya que ese mismo espía oficial de TRUMP  en América Latina había felicitado a AÑEZ el 14 de noviembre de 2019, afirmando que se había preservado la democracia.

Bajo la órbita del control de la economía para la apertura de mercados, la apetencia de apropiación petrolera, la venta a vil precio del litio en bruto, y la exacerbación del racismo de la oligarquía neoliberal y neocolonial que nunca va a consentir el ejercicio de una economía soberana desarrollada por EVO MORALES, el plan de desestabilización, sin lugar a dudas, ya ha comenzado.

Las agencias al servicio de ese proyecto imperial (REUTERS, ASOCIATED PRESS, EFE, FRANCE-PRESS, etc) con mucha práctica en guerra de quinta generación (desinformación, operativos, fake news,  etc.) son  la principal herramienta para socavar desde el primer día la gestión ARCE-CHOQUEHUANCA.

La región sudamericana que bajo  los liderazgos de CORREA, KIRCHNER, CHAVEZ, LULA, DILMA, LUGO, MADURO  y en parte MUJICA, pudo volver a poner en agenda la conformación de  una Patria Grande, va a ser siempre asediada por la intervención norteamericana, y Bolivia no va a ser la excepción.

GARCÍA LINERA advertía que en tiempos difíciles, los revolucionarios que vienen de abajo deben estar preparados para volver a levantarse, luchar, vencer, caerse, y volverse a levantar, y el pueblo boliviano ha vuelto a levantarse otra vez.

Pero es apenas el primer paso, y habrá que estar preparados para la próxima lucha, para no volver a caer, para vencer.

Esto recién  comienza.

*Abogado y editorialista en «La Madre que las Parió», FM Noticias 88.1. viernes de 11 a 14 hs.

Instagram did not return a 200.