“No nos queda otra»: Sáenz aseguró que la fase 1 regirá por 14 días

El mandatario salteño habló sobre las medidas que rigen desde este lunes en Capital y otros departamentos. Denunció amenazas, anunció un descuento a empleados estatales para financiar a comercios y gastronómicos y pidió «evitar las marchas y las aglomeraciones».

En un mensaje con una sorpresiva carga política y en el que incluso advirtió por una supuesta amenaza en su contra, el gobernador Gustavo Sáenz anunció las nuevas medidas que regirán en Salta desde este lunes y se extenderá por 14 días (no los 21 que estableció Nación).

Pasadas las 21 horas de este domingo, el mandatario confirmó la vuelta al aislamiento social, preventivo y obligatorio en Capital, General Güemes y los departamentos del Valle de Lerma (Cerrillos, Chicoana, La Viña), además de prorrogar tal condición para Orán y San Martín.

“Esto no es una situación caprichosa y tomada al azar. Es una decisión conversada, consensuada, adevertida por los médicos. No nos queda otra. No podemos hacer otra cosa que lo que vamos a hacer a partir de mañana”, explicó Sáenz.

Tras señalar que «el problema no es el de la cantidad de camas» ni la falta de insumos o respiradores, el titular del Ejecutivo Provincial dijo que «el grave problema es el recurso humano: la cantidad de médicos terapistas que sepan colocar un respirador, enfermeros que sean terapistas en terapia intensiva; hoy no lo tenemos».

«No estábamos preparados en el mundo para esta pandemia. Imagínese nuestro sistema de salud, que dejó al desnudo y al descubierto las grandes asimetrías que hay con el Gobierno central, con el centro del país. Realmente el sistema precario de salud, de desinversión de décadas en el norte del país, hoy está absolutamente evidenciados«, consideró el gobernador.

También está:10 frases de Sáenz: amenazas, disponibilidad de camas y reproches a la sociedad

Sobre el tema: Salta registró 345 nuevos contagios y 16 fallecimientos

La pata política

Sáenz hizo una escala y se refirió tácitamente a la decisión del presidente Alberto Fernández de reintegrar fondos a la Provincia de Buenos Aires que habían sido cedidos por el expresidente Mauricio Macri a la Capital Federal. «A veces discutimos, y vemos lo que pasa a nivel nacional que discuten unos y otros por lo que les sobra, y nosotros nunca peleamos por lo que nos falta. Desde el norte argentino tenemos que enarbolar esa bandera, de que una vez por toda ese federalismo que se pregona, se practique; que esta pandemia nos deje esa enseñanza para reclamar lo que nos corresponde, para no estirar la mano como mendigos pidiendo que nos den limosna, sino que nos den lo que nos corresponde», espetó.

Por su parte, el mandatario gaucho pidió que «en las marchas» se enarbole «la bandera para pedir que seamos justos y equitativos, que se terminen las asimetrías». «Basta de pelearnos con fundamentalismos de un lado y del otro, que lo único que hacen es ensanchar esa grieta que tanto duele y lastima a los argentinos; busquemos los puentes, busquemos las soluciones», insistió.

Al retomar la agenda sanitaria y epidemiológica, el titular del Ejecutivo provincial dijo que el ASPO seguirá por 14 días y no 21 como a nivel país, medida que fue lograda tras reuniones con los empresarios y referentes sindicales de los sectores afectados, y siguiendo las sugerencias de los médicos. Y explicó que el tiempo pedido es «para que se desocupen camas, para que haya menos contagios, para que podamos darles un pequeño descanso a ese personal de la salud que trabaja de una manera sobrehumana”.

Siempre les dije que para mí lo más importante, se enoje quien se enoje, va a ser la vida de los salteños. Si no tomamos esta decisión ponemos en riesgo el sistema de salud y le ponemos esa carga a los médicos y a quién les habla de tener que decidir quién vive y quién muere”, sentenció Gustavo Sáenz.

Respecto a las políticas de contención para los rubros afectados, el gobernador dijo que le dio instrucciones al ministro de Economía y Servicios Públicos, Roberto Dib Ashur, para que trabaje medidas a nivel provincial y municipal como subsidios, créditos, exenciones impositivas, entre otras. «Sabemos que la están pasando mal«, admitió.

Ayer hubo convocatorias espontáneas de militantes anti-gobierno y de personas realmente preocupadas por su situación económica y financiera, como de los rubros que se encuentran afectados por la pandemia y, al parecer, que no fueron alcanzados por la asistencia estatal. Serían asistidos con un descuento a empleados estatales (ver más adelante).

“No es uno contra otros como pretenden plantear”, dijo el inquilino en Finca Las Costas, para luego insistir: “No dejemos que la política se mezcle en esta situación, ni de un lado ni del otro, no permitamos que esa grieta se meta en la salud, en la vida de cada uno de los salteños. Se los pido por favor. Evitemos las marchas, los aglomeramientos, evitemos los contagios«.

Transferencias

El gobernador salteño informó que envió un proyecto a la Legislatura para descontar el sueldo de los empleados de la planta política y con ello crear un nuevo fondo solidario para asistir a los sectores de la gastronomía, el comercio y los gimnasios. «Hoy más que nunca la solidaridad debe ser también, y fundamentalmente, de la clase política. Por eso he tomado la decisión de donar el sueldo del mes de septiembre, y que cada uno de los ministros, secretarios, subsecretarios y hasta el último empleado de la clase política aporte a este nuevo fondo que vamos a crear, que es para acompañar y ayudar al sector gastronómico y al sector del comercio: a los mozos, a los cocineros», adelantó.

Luego, el titular del Ejecutivo invitó «al Poder Judicial y al Poder Legislativo» a que se pliegue en la medida «con el mes de septiembre para que podamos ayudar a aquellos que no viven del Estado, aquellos que viven todos los días de salir de su trabajo, aquellos que no tienen la garantía que tenemos nosotros de tener una tarjeta todos los meses para cobrar».

Sáenz dijo que en el primer fondo solidario recaudaron más de 20 millones de pesos con el aporte de «la clase política, el Poder Judicial, de empresarios», los cuales están disponibles para que la sociedad «vea cómo se gastó». Ahora pidió conformar el segundo y explicó que buscará que dure lo que dure la Emergencia Sanitaria.

Amenazas

«Han sido días difíciles, muy difíciles, han sido meses muy difíciles. Pero gobernar es decidir, como les decía. He recibido amenazas de todo tipo. Porque lamentablemente detrás de un teléfono privado, o en las redes sociales, se esconden los miserables, los que no se animan a dar la cara, los que no se animan a decir las cosas de frente«, advirtió el mandatario en su mensaje.

Al respecto, Sáenz continuó: «No me van a amedrentar. No me van a asustar. Tengo más fuerzas que nunca. La fuerza que me dio la gente y la convicción de estoy tomando la medida que corresponde, las medidas que hace falta y la mayoría de la gente está esperando».

«Les pido de todo corazón que acompañen y ayuden. Sólo no puedo. Necesito de todos y cada uno de ustedes. Y sé que al final del camino vamos a poder decir que logramos no vencer esta pandemia porque no la venció el mundo, pero que logramos de que mucha gente pueda festejar el estar vivos (…). La verdad por sobre todas las cosas aunque duela. Hoy, necesitamos de ustedes», finalizó Sáenz, para darle paso al COE (ver aparte).

Instagram did not return a 200.