Nación y Provincia ponen en agenda problemáticas sociales y economías regionales

Funcionarias del gobierno salteño y referentes del Frente de Todos mantuvieron encuentros para visibilizar el trabajo en conjunto en materia social y productiva. El punto de partida y las demandas.

La senadora nacional Nora Giménez se reunió con la Secretaria de Desarrollo Agropecuario de Salta, Milagro Patrón Costas, para coordinar acciones tendientes a fortificar las economías regionales.

Los equipos del Ministerio de Producción de Salta y de la legisladora del Frente de Todos, que preside la comisión de Economías Regionales, Economía Social, Micro, Pequeñas y Medianas Empresas de la Cámara Alta, elaboran un diagnóstico sobre la situación de los pequeños productores.

En tanto que la ministra de Desarrollo Social de la Provincia, Verónica Figueroa, se reunió con el delegado de la Defensoría del Pueblo de la Nación, Félix González Bonorino para trabajar en propuestas que contengan las problemáticas alimentaria, habitacional y laboral.

Por su parte, Aguas del Norte y el Ministerio de Agricultura de la Nación concretaron la instalación de un equipo de bombeo solar en la comunidad Pozo El Bravo, de Santa Victoria Este. Allí también interviene el Instituto Nacional de Tecnologías Agropecuarias.

Según informaron desde Provincia, dicha obra permitirá utilizar la energía solar almacenada en los paneles y, así, evitar gastos en combustible. De esa red se abastecen unas 300 personas.

En los tres casos mencionados, se trata de problemáticas que se arrastran desde hace años y fueron agravadas por la pandemia del Covid-19.

En contexto

Salta registró al cierre de 2019, según el Indec, un 45,5% de pobreza– sólo con mediciones en la Capital- y un 50% de informalidad laboral. Mientras que los indicadores de la UCA arrojaron que más de la mitad de los niños y niñas del país son pobres.

Esa situación se traduce en necesidades alimentarias que deben ser atendidas. Las organizaciones sociales y los comedores escolares funcionan como una contención imprescindible en tiempos como los que se atraviesa. Pero en la provincia la demanda crece y en el diámetro opuesto, los insumos escasean.

Por otro lado, las economías regionales vienen de tiempos en los que la apertura de importaciones y la contracción de la demanda interna por la pérdida de ingresos eran política oficial.

Ahora, podrían ser impulsados bajo otro paraguas y con una mirada a futuro, dado que las consecuencias de la crisis colocan en un rol fundamental a los sectores productivos alimenticios.

En cuanto a las medidas que buscan llevarle agua potable a las comunidades del interior profundo de Salta cabe decir que vienen en agenda desde principios de año, cuando las muertes de niños y niñas, en su mayoría de la etnia wichí, alcanzaron el debate a nivel país.

Desde entonces, se decretó la emergencia sociosanitaria y el Gobierno de la Nación inyectó jugosas sumas de dinero para motorizar la construcción de pozos de agua y otras obras referidas a los servicios públicos como así también envió miles de módulos alimentarios.

Asimismo, el Ejército Argentino cumple funciones en ambos caminos antes mencionados. Por un lado, contribuyendo en trabajos en el interior por el acceso al agua de las comunidades y, a la vez, realizando comidas calientes en los barrios.

Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.