Mujeres copan la gestión Bettina Romero y la intendenta evita confrontar con Sáenz

Gallo Puló asumió en la Jefatura de Gabinete y Capisano en Prensa y Comunicación. “Eso es sano en un gobierno, es mostrar flexibilidad y capacidad de cambio”, sostuvo la jefa comunal. Tensa calma en la relación con Provincia y acercamientos con el gobierno del Frente de Todos.

La intendenta Bettina Romero tomó juramento ayer a dos funcionarias clave en la administración del municipio Capital. Agustina Gallo Puló asumió en la Jefatura de Gabinete convirtiéndose en la primera mujer en ocupar dicho cargo y Valeria Capisano ya está al frente de Prensa y Comunicación. En tanto Daniel Nallar se posesionó en la Secretaría Legal, Técnica y de Procuración General.

Al ser consultada por las razones del cambio en la estructura municipal- que funcionó con Coordinaciones-, Romero ponderó el rol de las mujeres en la gestión y consideró que “hay que aprender de los errores y los aciertos” que tuvo la gestión en un año pandémico.

Tras mencionar que escuchó a sus secretarios y que supo “leer lo que sucedía”, la jefa comunal sostuvo que “era importante identificar, también, quiénes tenían un gran compromiso, una vocación de entrega y de trabajo permanente, y quiénes quizás tenían que dar un paso al costado”. “Eso es sano en un gobierno, es mostrar flexibilidad y capacidad de cambio”, agregó.

En rueda de prensa, al cierre del acto oficial, la titular del Ejecutivo municipal evitó confrontar con el gobernador Gustavo Sáenz en torno a la distribución de fondos en el Presupuesto 2021, que no incluyó obras de envergadura para la capital provincial. Sin embargo, no cree que haya un “abandono” desde Grand Bourg, aunque sí dijo que “llama la atención”.

“Yo creo que hay que ser respetuosos, el gobernador armó el presupuesto y por algo lo habrá armado así. De todos modos, tengo no sólo la esperanza sino que me voy a ocupar de gestionar y de dialogar con él (por Sáenz) y con su gabinete porque creemos- y ellos conocen mejor que nadie- que la Ciudad necesita un apoyo de recursos como lo tuvo históricamente”, señaló Romero ante la consulta sobre una ruptura en el espacio oficialista. Y redobló apuestas: “Que este año no lo tenga, quizás, es porque hice una buena gestión y conseguí 400 millones de pesos con el Presidente”.

Gallo Puló, por su parte, destacó el rol de la Intendenta, reiteró la necesidad de obtener recursos frescos para invertir en infraestructura y adelantó que su rol será “mucho más de puertas adentro” con el fin de ejecutar la visión estratégica que erigió la Municipalidad para con la ciudadanía.

“Mi rol va a ser político, siempre lo fue, pero hoy creo que es importante poner al municipio en un rol mucho más de cercanía en torno a la ejecución: que los vecinos sientan que no solamente se los visita, sino que eso además después lo puedan ver reflejado en el lugar de donde cada uno pide lo que pide”, subrayó la flamante Jefa de Gabinete.

Por último, Capisano afirmó que “la prioridad de la gestión será mejorar el vínculo con los vecinos”. Para ello, la Secretaria de Prensa y Comunicación sostuvo que aportarán “herramientas que nos brinden mayor agilidad, efectividad y un diálogo permanente con la prensa”.

Guiños al FdT

La mención de Romero sobre el acuerdo de asistencia financiera por 400 millones de pesos desde Casa Rosada no es casual. Más allá del acuerdo para poner en marcha el Plan Mi Barrio y el plan Argentina Hace, ya hubo acercamientos de dirigentes del Frente de Todos salteño con la jefa comunal.

Recientemente la intendenta mantuvo un encuentro con la diputada nacional Alcira Figueroa y su hija, la ex concejal capitalina Lihue Figueroa. “Consensuamos una agenda de trabajo y acciones conjuntas a favor de Salta”, dijo Romero en un posteo en Twitter tras la reunión.

Instagram did not return a 200.