Mineras impulsan proyecto de grandes inversiones para infraestructura y exportación

Desde el sector promueven una ley que, aseguran, dará mayor agilidad a la puesta en marcha de proyectos. Contempla beneficios impositivos y «mejorar el sistema y nivel de las retenciones».

La Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) propuso al Gobierno nacional debatir una ley de promoción a grandes proyectos de inversión que incluye, además de la minería, a los sectores de la construcción (infraestructura), el energético (por petróleo y gas) y al de productos químicos, entre otros.

En concreto, buscan mayor acceso al mercado de capitales, beneficios fiscales mediante la devolución de impuestos y cargas tributarias y baja a las retenciones por exportación. 

Según el titular de la entidad, Alberto Carlocchia, y el director ejecutivo, Luciano Berenstein, el régimen que proponen contempla “ampliar el acceso al mercado único libre de cambios, mayor agilidad en los regímenes administrativos de devolución de cargas tributarias e impuestos y mejorar el sistema y nivel de las retenciones a las exportaciones”.

Además de ese proyecto, detalló El Economista, en paralelo trabajan con una serie de medidas para la industria que son parte del Plan Estratégico de Desarrollo Minero Argentino.

Sobre el tema: Los recursos naturales de Salta en el marco de la crisis actual y el rol del Estado

La CAEM asegura que uno de sus mayores problemas tiene que ver con «el acceso al mercado de cambios a raíz del repago de deudas, el giro de dividendos y utilidades». Por eso, Carlocchia planteó en una conferencia la necesidad de «una flexibilización» en el marco regulatorio «sobre todo entendiendo que la minería no va a pedir más dólares de los que tiene capacidad de traer».

«Si hay algo que no genera la minería es fuga de dólares«, aseguró el directivo para marcar distancia de las críticas a sectores que durante los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri han fugado divisas al exterior. Y repuso: «Trae los dólares, si se genera un mercado de cambios adecuado vende y genera divisas«.

«Queda por resolver las deudas que se pueden generar con la casa matriz o los préstamos que se repagan luego que la inversión está plantada en el país o la dinámica comercial para seguir produciendo», insistió Carlocchia. Aunque reconoció que el Banco Central emitió una comunicación sobre la libertad de cambio a un año de realizadas las inversiones para pagar deudas y utilidades, el empresario sostuvo que «los compromisos de tan largo plazo como requiere la minería precisan un mayor respaldo jurídico para que sea de la confianza del inversor”.

El titular de la CAEM dijo que hay proyectos importantes «dando vuelta» a la espera de menos «presión tributaria» y se excusó en que «a las condiciones económicas y legales adecuadas para una inversión y repago de inversiones de esa naturaleza se le suma cómo poner ese producto a un precio competitivo en los lugares donde se va a usar».

Para este año, la previsión del sector es que “el nivel de producción sea similar a 2019” luego de una caída de hasta el 40% en algunos recursos y una retracción en la exportación en cuanto a volúmenes, atenuada y hasta compensada por el alza de los valores internacionales del oro y la plata, señaló el artículo citado.

Te puede interesar: Ecomomía lanzó baterías de medidas para generar dólares y reactivar la producción nacional

“En la medida en que se pueda mantener la circulación de personal para que los proyectos vuelvan a operar al 100% y que los precios acompañan, se podrán mantener los niveles de exportación. No vamos a exportar más toneladas -porque no hay proyectos nuevos- pero si se mantienen estos precios se podrá acrecentar la generación de divisas”, aseguró Carlocchia.

Cabe recordar que el Gobierno nacional lanzó en octubre del año pasado una batería de medidas para «fortalecer el frente externo generando divisas». Entre ellas se encontró la baja en alícuotas a la exportación de metales, que pasó del 12% al 8%. “Es una de las medidas que veníamos pidiendo que se concrete hace mucho tiempo”, había dicho por entonces el presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros.

La explotación de minerales ha ido ganando terreno en el país al compás del incremento de los precios internacionales, con lo cual la rentabilidad del sector fue también creciendo. En paralelo, el Estado redujo su participación en la actividad del oro. Según la economista Pilar Palmieri (UBA), «en el 2008 se apropiaba del 34%, valor que descendió en el año 2010 al 24%». «Esto se explica tanto por el incremento en las ganancias del sector como por el aumento de la producción en proyectos menores a 5 años (exentos de pagar el impuesto a las ganancias)”, agrega Palmieri en el texto “Fiscalidad y minería en la Argentina: el caso de la renta del oro en el marco de la crisis financiera internacional”.

A ello debe sumarse que las empresas que mayormente operan en el sector son de capitales extranjeros y que, además, existen sendas protestas en contra de la megaminería a cielo abierto como es el caso de Chubut.

Te puede interesar: El Gobierno Provincial cede tierras en la Puna para alentar la minería

En Salta, por caso, ya ha desembarcado la transnacional Barrick Gold o la estadounidense Golden Minerals. También ya opera la firma Mansfield, que ya extrajo el primer lingote de oro en el Salar de Arizaro, localidad Tolar Grande, departamento de Los Andes.

Barrick Gold, que principalmente se encuentra en San Juan y Catamarca y que ahora desembarcó en Salta con una participación del 70% en el proyecto El Quevar a través de la compañía con sede en Estados Unidos, Golden Minerals. En ese sentido, cabe mencionar que se suma a la lista de empresas extranjeras en el negocio de los recursos naturales la firma Mansfield: anunció recientemente la extracción del primer lingote de oro en el Salar de Arizaro, localidad Tolar Grande, departamento Los Andes.

Instagram did not return a 200.