Médicos ratificaron que Francesca tenía desnutrición y golpes en su cuerpo

Micaela Noemí Colque ha sido acusada por la muerte de su hija de dos años luego de encerrarla sola y sin comida durante 48 horas. Profesionales de la salud aseguran que hay pruebas de malos tratos y problemáticas nutricionales. El rol del Juzgado de Familia.

El 22 de junio del año pasado Micaela Noemí Colque fue hasta el centro de salud del barrio San Francisco Solano con su hija Francesca, de dos años, sin vida. Dijo que la nena «se había ahogado mientras comía yogurt y galletitas«, sin embargo, los exámenes forenses determinaron lo peor.

Francesca había sufrido una broncoaspiración por la falta de alimentos luego de estar 48 horas encerrada en una habitación. Además, presentaba golpes en su cuerpo, por lo que se dio inmediata intervención a la Fiscalía.

Ahora los informes médicos y del servicio social fueron ratificados durante la tercera audiencia de debate ante la Sala II del Tribunal de Juicio. La acusación contra Colque es por homicidio calificado por el vínculo.

Declararon la enfermera del centro de salud, la médica del CIF que hizo el exámen cadavérico, el médico del CIF que realizó la autopsia, la médica patóloga del CIF que llevó adelante los estudios complementarios, la licenciada en Servicio Social que realizó informes para la investigación y una licenciada en Criminalística.

Respecto a los informes médicos expuestos, las y los profesionales coincidieron en destacar el cuadro de desnutrición severo que presentaba la menor y los signos en su cuerpo que evidenciaban malos tratos. Incluso la médica patóloga señaló que el tamaño de sus órganos no correspondían con su edad biológica.

La licenciada en Servicio Social del CIF dijo que los vecinos de la acusada no tenían un buen concepto suyo y se explayó sobre distintos aspectos referidos a las condiciones de la vivienda donde convivía con la niña y su otro hijo.

Al momento de exhibir las imágenes de la autopsia de la niña, el Tribunal desalojó la sala del público presente y Colque solicitó a través de su defensora, retirarse. Según informó el Ministerio Público Fiscal, la audiencia pasó a cuarto intermedio hasta este miércoles 3.

La acusación está a cargo de la fiscala penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Verónica Simesen de Bielke, quien reemplazó a Gustavo Torres Rubelt en la investigación y que agravó la imputación tras conocer detalles del caso. Se prevé la declaración de los últimos testigos citados por las partes.

Vale recordar además que Colque había decidido otorgar la tenencia de la nena a la abuela paterna, pero luego la joven de 25 años reclamó ante el Poder Judicial que se la devolvieran. Una Jueza de Familia hizo lugar y le devolvió la tenencia de Francesca. Allí empezó el calvario, que fue advertido por la abuela y por vecinos de la madre, pero que el Poder Judicial no se ocupó.

Tras la muerte de la nena, se hizo una denuncia en contra de la jueza de familia Mercedes Cabrera y las asesoras de Menores Noelia Pérez de González y Gabriela Cardón, quienes fueron las que otorgaron la custodia a Colque, reconstruye Infobae. Pero la fiscal de Impugnación Josefina David de Herrera ordenó archivar la causa al no encontrar elementos suficientes.

Facebook Comments Box
Instagram did not return a 200.