Matías Posadas busca el «voto azul» tras el cruce entre Seguridad y Fiscalía

El funcionario y también candidato a Senador por la Capital recibió a referentes del Centro Policial Sargento Suárez en medio del conflicto entre el ministro Pulleiro y la fiscal Simesen de Bielke.

Las diferencias entre el Ministerio de Seguridad de la Provincia y el Ministerio Público Fiscal de Salta son de larga data. Sin embargo, en los últimos días hubo un fuerte cruce entre el titular de la cartera Juan Manuel Pulleiro y la fiscal penal Verónica Simesen de Bielke, quien está a cargo de la Fiscalía de Derechos Humanos que en los últimos meses ha impulsado juicios y una serie de investigaciones contra la violencia policial.

Sin mencionarla, Pulleiro sostuvo que Simesen de Bielke tiene animosidad contra la Policía y le endilgó contradicciones: «Si ella declara que hay un mal procedimiento de la Policía está declarando que hay un mal procedimiento de los fiscales, se está tirando tierra ella misma porque los policías trabajan bajo órdenes de un fiscal», señaló el coronel retirado del Ejército en diálogo con Telefe.

«Entiendo que existe un claro amedrentamiento hacia mi persona en relación a las investigaciones que llevo adelante», respondió la fiscal penal de Derechos Humanos en entrevista con Multivisión. Antes, vía Twitter, había escrito: «Cuando un Ministro de seguridad habla de “animosidad” de una Fiscala que investiga a policías que cometen delito…definitivamente algo está mal, que pretende que no cumpla con mi función? Pues se equivoca Sr. Ministro… y mucho #bastadehipocrecia».

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Pulleiro minimizó la violencia policial y quiere sumar 3 mil efectivos más

Fue en ese marco que el Secretario de la Gobernación, Matías Posadas, recibió a referentes del Centro Policial Sargento Suárez. Posadas es también candidato a Senador por la Capital con el frente oficialista «Gana Salta«, de manera que la reunión dejó entrever que ratifica la postura de la cartera Seguridad.

«Recibí a referentes del Centro Policial Sargento Suárez para dialogar sobre sus inquietudes y avanzar en una agenda de trabajo común. La tarea que lleva adelante el personal policial de nuestra provincia en esta etapa de la pandemia es fundamental y nuestro deber es escucharlos», señaló el funcionario provincial en redes sociales.

La postura de Posadas responde a su estrategia electoral: son 11.000 policías en funciones, tantos otros jubilados y, según dijera Pulleiro, en Grand Bourg esperan incorporar a unos 3.000 más.

De esta manera, el Gobierno intenta recomponer el vínculo con la Policía. Un vínculo que durante la pandemia se tensó por el rol de la cartera Seguridad. Las familias de policías protestaron al frente de la Central por la falta de protocolos de bioseguridad- contagios de coronavirus de por medio-, por su situación salarial y por el descuento que le habían aplicado a sus miembros.

 

Facebook Comments Box
Instagram did not return a 200.