Masacre de Trelew: condenan al exmarino Roberto Bravo

Bravo fue condenado por un jurado popular en EEUU y deberá pagar USD 24 millones a familiares de las víctimas. En la Masacre de Trelew fue fusilada la salteña Ana María Villarreal.

El ex marino Roberto Guillermo Bravo fue condenado como responsable de la Masacre de Trelew, como se conoce al fusilamiento de 16 presos/as políticos/as del Penal de Rawson, acribillados en la base Almirante Zar el 22 de Agosto de 1972.

La condena llegó a casi 50 años del hecho y estuvo a cargo de un jurado popular del sur de Florida, Estados Unidos, donde familiares celebraron la sentencia. Bravo les deberá pagar 24 millones de dólares como resarcimiento.

Bravo fue quien llevó adelante los fusilamientos de Eduardo Capello, Rubén Bonet y Ana María Villarreal de Santucho y el intento de ejecución extrajudicial de Alberto Camps, detalló el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

Roberto Guillermo Bravo en los tribunales de Florida
Roberto Guillermo Bravo en los tribunales de Florida

«Este es un fallo histórico. Los miembros del jurado no creyeron la versión de Bravo del intento de fuga y de la autodefensa«, detalló Sol Hourcade, la coordinadora del equipo Memoria, verdad y justicia del CELS. Hizo referencia a la versión que intentó sembrar la dictadura para justificar el fusilamiento.

Hourcade, quien acompañó el litigio civil junto al Center for Justice and Accountability (CJA) de EEUU, afirmó que «más allá de que el veredicto se refiere lo que sucedió con estas cuatro víctimas, en definitiva dice que (Bravo) fue responsable de la Mascre«.

Durante el juicio Bravo declaró que uno de los militantes detenidos le había arrebatado una pistola a uno de los marinos y que él respondió a ese supuesto ataque. En 2012 el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia condenó a prisión perpetua a los ex marinos Luis Sosa, Emilio Del Real y Carlos Marandino.

Bravo no pudo ser juzgado en Argentina porque en 1973 fue enviado como agregado militar por la Armada a EEUU, donde vive actualmente ya como ciudadano de ese país. Allí se convirtió en un importante empresario prestando servicios al Gobierno estadounidense.

Familiares de extrabajadores de la planta de Ford Motor en Argentina y de víctimas de la dictadura se abrazan tras escuchar la sentencia que condena a exdirectivos de la firma estadounidense. REUTERS / Bernardino Avila

La causa fue posible gracias al testimonio de tres sobrevivientes de la Masacre: María Antonia Berger, Alberto Miguel Campos y Ricardo René Haidar. Ahora, con la condena civil, se podría dar curso a un pedido de extradición, decisión que debería ser tomada por el juez federal Edwin G. Torres, luego de que en 2010 se rechazara el pedido para juzgarlo.

La demanda civil en EEUU fue impulsada por Raquel Camps (hija de Alberto Camps), Eduardo Capello (sobrino de Eduardo Capello), Alicia Krueger (compañera de Rubén Bonet) y Marcela Santucho, hija de la salteña Ana Villarreal de Santucho, quien estaba embarazada al ser fusilada.

Villareal era compañera de Roberto Santucho, fundador del Éjercito Revolucionario del Pueblo (ERP).

Facebook Comments Box
Instagram did not return a 200.