Maradona estaba con vida a las 6:30, declaró el enfermero del turno noche

El testigo brindó testimonio ante la fiscalía y explicó que Diego Maradona descansó toda la noche y que a las 6.30, antes de ser relevado por la enfermera del turno mañana, estaba con vida.

El enfermero que cuidó a Diego Armando Maradona durante la noche del martes y la madrugada del miércoles declaró en la causa que antes de irse, a las 6.30 de la madrugada, constató que el astro del fútbol estaba con vida.

Ricardo testimonió ante la fiscal Laura Capra en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Benávidez. Era la única declaración relevante que quedaba pendiente de las personas que estuvieron con Maradona en las últimas horas de su vida, informaron fuentes oficiales.

El enfermero explicó que Maradona descansó toda la noche y que a las 6.30, antes de ser relevado por la enfermera del turno mañana, Gisela, entró a la habitación y se acercó a controlar al paciente. En ese momento el ex futbolista y DT de Gimnasia Esgrima de La Plata “respiraba”.

Cada profesional sanitario registra el minuto a minuto de los eventos que se sucedieron en las horas previas al fallecimiento de Maradona. Son anotaciones a mano donde especifican parámetros generales acerca del estado de salud. Justamente son esos registros los que serán analizados por los fiscales a cargo.
La declaración de Rodrigo cambia el panorama respecto a que ahora la última persona que declaró haberlo visto con vida es el enfermero Ricardo a las 6.30 del miércoles y no su sobrino Johnny Herrera, que lo había visto a las 23.30 de la noche del martes.
A su vez, Gisela, la enfermera que el día de la muerte de Maradona estaba a cargo del cuidado, sostuvo que a las 7:30 de la mañana lo habría escuchado moverse dentro de su habitación. «La testigo no entró en la habitación. Pero dijo que escuchó un movimiento y creyó que era Maradona caminando por la habitación», señalaron fuentes judiciales.

Según la data de muerte calculada por el médico forense que hizo la autopsia, Maradona falleció alrededor de las 12 del miércoles, después de que a la habitación ingresaran el psicólogo y la psiquiatra personal del “10” y notaran que no reaccionaba cuando intentaron despertarlo, consignó Télam.

Por otro lado, quien está en el foco es Leopoldo Luque, a cargo del equipo médico de Maradona y quien participó de la operación por el edema subdural, y de la psiquiatra Agustina Cosachov. Fueron ellos quienes habrían firmado el alta. Médicos de la Clínica Olivos y de La Plata no estaban de acuerdo con esa cirugía. «No se lo cuidó como correspondía. Murió de manera insólita. No había apuro para operarlo y después tendría que haber estado un médico de forma permanente en la habitación. No me pareció lógico que le den el alta», sostuvo el doctor Alfredo Cahe.
Instagram did not return a 200.