Macri viaja a Chile: la(s) derecha(s) de América Latina buscan el fin de la UNASUR

El Presidente se reunirá con sus pares Sebastián Piñera (Chile), Jair Bolsonaro (Brasil) e Iván Duque (Colombia) con el objetivo de ‘enterrar’ el bloque geopolítico y fundar un aglomerado afín a Estados Unidos.

Por Carlos Córdoba

Los delfines del imperialismo estadounidense en Latinoamérica buscan poner un fin a la Unión de las Naciones Suramericanas (UNASUR), el bloque geopolítico que preserva las relaciones diplomáticas de sus Estados parte.

El embate de las derechas en los últimos años comenzó con la llegada de Sebastián Piñera al Palacio de la Moneda de Chile; le siguió Mauricio Macri en Argentina; continuó Jair Bolsonaro en Brasil; se consolidó con Iván Duque en Colombia; y sumó un nuevo ejemplo en la era de la ‘traición’ con Lenín Moreno en Ecuador.

Iván Duque (Colombia) y Mauricio Macri (Argentina)

Los actuales mandatarios buscan conformar un Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur), un organismo multilateral que pretende girar el timón hacia los intereses del orden liberal-occidental que encabeza Estados Unidos. Aquí se suma, también, Mario Abdo Benítez de Paraguay y resta saber qué hará Martín Vizcarra del Perú.

Cuando Bolsonaro arribó a Santiago de Chile, disparó: “Unasur ya murió, de manera literal, y el Prosur es un foro que servirá para evitar que lleguemos a Venezuela”.

Las declaraciones del capitán en jefe de Brasil estuvieron a tono respecto a la situación actual: la injerencia yanqui en la República Bolivariana no sería posible sin los lacayos locales- en Argentina los llamamos cipayos por enseñanza de Arturo Jauretche-, es decir la derecha venezolana.

Al ser la principal potencia económica de la región, el Presidente carioca lidera la cruzada fascista contra los gobiernos populares. De hecho, viene aireado tras su visita a Donald Trump en EEUU.

Jair Bolsonaro visitó a Donald Trump con la agenda anti-socialista en mano

Los objetivos son claros: imponer la agenda que desprende de Norteamérica y, así, intentar la implosión de las buenas relaciones diplomáticas-comerciales de la región principalmente con Rusia y China. Es una batalla planetaria que también se juega en América Latina.

Según “el portal de la embajada”, como le llaman socarronamente a Infobae, circula un documento consensuado por los países que formarán parte del encuentro en el Palacio de la Moneda que tiene como principales ejes la ‘integración regional y la defensa de la democracia’, la creación de un organismo multilateral “flexible” que no tendrá sede pero sí “una presidencia pro tempore, anual y rotativa” cuyos objetivos serán la ‘seguridad y defensa regional, la salud, el medio ambiente y la energía’. Curioso, al menos, que se presuma la no inclusión de tales problemáticas en el trabajo de la Unasur.

El hecho de prescindir de una sede para el presunto nuevo Foro que crearán los líderes de las derechas latinoamericanas se condice con el cierre del edificio Mitad del Mundo de Ecuador, donde funcionaba cotidianamente Unasur. A  Moreno no le tembló el pulso para avanzar en el entierro del bloque creado en 2008 en Brasil, a pesar de haber llegado a su cargo con los votos de Rafael Correa, y redoblar sus discursos críticos al “socialismo del siglo XXI”.

Lenín Moreno traicionó a Rafael Correa y en su Gobierno abrazó al FMI y decidió sepultar la UNASUR

Uruguay todavía mantiene distancia de la arremetida de los nuevos gobiernos liberales de la región y Tabaré Vázquez prefiere no marcar posición. La Bolivia de Evo Morales es la fuente con mayor caudal de fervor popular que resiste el aislamiento y los embates del imperialismo. Ninguno de los dos países mencionados, además de Surinam, firmarán el documento a favor de la creación del Prosur en la cumbre de Chile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram did not return a 200.