Los fiscales deberán descartar previamente el homicidio en casos de posibles suicidios

Así lo dispuso el nuevo procurador Pedro García Castiella por el «sostenido incremento de diversas modalidades de criminalidad con características violentas». ¿Qué cambia en el inicio de la investigación y qué rol tendrán las y los fiscales en las autopsias?

La nueva conducción del Ministerio Público Fiscal a cargo de Pedro García Castiella aplicó un giro en el tratamiento de las investigaciones en casos de personas fallecidas. Ahora la pesquisa deberá partir desde la presunta comisión de un homicidio o femicidio doloso (según corresponda), aún cuando se presentare un supuesto suicidio o muerte accidental, hasta tanto descartar la supuesta participación de terceros.

Se trata de una regla inversa que ha impulsado el Jefe de Fiscales el 17 de noviembre pasado «ante el sostenido incremento de diversas modalidades de criminalidad con características violentas y advirtiendo en ellas peculariedades distintivas de tal entidad que no deben pasar desapercibidas en la dirección de las investigaciones», según explicaron fuentes oficiales.

El Procurador General sostuvo que tales medidas pretenden «afianzar y sostener la paz social» en «un contexto de orden y tranquilidad debido para el desarrollo de su vida cotidiana». Aunque reconoce que además de la respuesta «contundente e inmediata» para fortalecer «la eficiencia y eficacia de las investigaciones criminales», el Estado debe garantizar una reacción «atenta, prudente y responsable».

«A partir de ahora, desde el punto de vista investigativo, todas las muertes accidentales o suicidios deberán abordarse y tener tratamiento desde el inicio como un posible femicidio u homicidio y hasta tanto se descarte razonada y fundadamente el hecho intencional o doloso de terceros, para así evitar omisiones o desatenciones irreparables en el tratamiento y preservación de la escena del hecho, la prueba a reunir y todo otro indicio de relevancia criminalística«, detalló el MPF.

Por su parte, García Castiella estableció que los y las fiscales «deberán efectuar un atento seguimiento y control de las autopsias que se realicen, e inclusive la presencia de los mismos en el acto de autopsia ante casos de autorizada complejidad o necesidad, debiendo prestar específica atención a los casos de aparentes suicidios, y mas aún si se encuentran relacionados directa o indirectamente con hechos de narco criminalidad».

Finalmente el ex Defensor General de la Provincia reiteró «la obligatoriedad» de las y los fiscales de «concurrir personalmente a la escena de los hechos«, con lo cual se «revaloriza el rol del Fiscal como director de la investigación».

Desde la Procuración General de la Provincia explicaron que las medidas responden a «un alerta ante estas modalidades delictivas, que impone afinar y calibrar los dispositivos de abordaje de investigación criminal adecuados para que puedan arribar a sus conclusiones con el mayor grado de precisión técnica y basados en los más sólidos fundamentos científicos, como vía necesaria hacia la averiguación de la verdad».

Si bien algunas de estas disposiciones se encontraban ya previstas exclusivamente para los casos de femicidio, se hacen ahora extensivas para el resto de muertes violentas, en particular los suicidios y con mayor énfasis aun ante casos relacionados directa o indirectamente con la narcocriminalidad

Así, desde ahora será obligatorio realizar un examen exhaustivo y pormenorizado de los hechos antes de disponer los trámites que puedan corresponder a un supuesto suicidio, debiendo contar con las razones que descarten la muerte por femicidio u homicidio desde una valoración cuidadosa de los hechos, contextos y las circunstancias que rodean la muerte investigada.

Instagram did not return a 200.