Las semillas de Troka y el fantasma de Primera Infancia detrás de “Salta TICs”

El Gobierno local constituyó una Sociedad Estatal vinculada a las tecnologías de la información y la comunicación. Una publicación “bajo poncho” despierta sospechas por el rumbo, con antecedentes no muy alentadores. La consultoría externa, ¿resolverá problemas internos?

Gustavo Sáenz y su Secretario de Prensa y Comunicación, Víctor Lamberto, en campaña - Imagen Ilustrativa

Por Carlos Córdoba

A través del Decreto Nº 567, el gobernador Gustavo Sáenz creó la Sociedad del Estado “Salta Tecnologías de la Información y Comunicación” cuyo fin sería “operar eficaz y eficientemente en el mercado” a nombre del Ejecutivo Provincial.

El plazo de duración de “Saltic S.E.” es de 99 años y el capital social inicial es de $400.000. Busca, dice el texto, “impulsar el desarrollo de tecnologías de la información y la comunicación en todas sus formas, y de servicios e infraestructura digitales asociados a estas”.

La representación y administración de esta sociedad estatal queda bajo la órbita del Poder Ejecutivo que designará al Directorio. Los cargos durarán 2 años y a quienes designen se podrá “removerlos sin expresión de causa en cualquier momento”.

Entre otras, la empresa podrá “comprar, vender, ceder y permutar toda clase de bienes y patentes de invención” y “celebrar dentro o fuera del país los contratos que sean conveniente”, además de “emitir dentro o fuera del país en moneda nacional o extranjera, debentures, obligaciones y todo título de deuda”.

Sobre el “destino de utilidades líquidas y realizadas que resulten” del balance anual, establece el artículo 25º, se destinará:

  • El cinco por ciento (5%), hasta alcanzar el veinte por ciento (20%) del capital suscripto, para el fondo de reserva legal;
  • Para constituir las previsiones especiales que la asamblea resuelva, sobre la base de un informe fundado del Directorio;
  • Para remuneración de los miembros del Directorio y del Órgano de Fiscalización, en caso de corresponder;
  • Para la constitución de reservas facultativas y otras formas de reinversión, conforme lo resuelto por la Asamblea.

Finalmente, SALTIC S.E. sólo podrá ser disuelta o liquidada por el Ejecutivo, previa autorización del Poder Legislativo.

El proyecto en cuestión es un avance fenomenal en la gestión comunicativa y tecnológica del gobierno, que hasta ahora sólo había podido lograr que el Secretario de Modernización Martín Güemes cargue el contenido desarrollado por el Ministerio de Educación de la Nación en las páginas locales alardeando que fue logro suyo. O que el Secretario de Prensa y Comunicación  Víctor Lamberto contratara una empresa de Mendoza para realizar una “consultoría” de medios utilizando 3 millones de pesos de las cuentas públicas.

Por eso resulta llamativo que una medida de tamaña trascendencia no haya tenido el anuncio que merecen estas medidas. Ni siquiera un acto con la participación de David Leiva, que siempre está dispuesto a colaborar.

Antecedentes

En definitiva, la cautela con que se manejó el proyecto despertó los peores fantasmas que pueden atormentar los sueños. Tal vez el más cercano sea el “Proyecto Horus” que creó el ex ministro de Primera Infancia Carlos Abeleira con el objetivo de relevar datos sobre la salud, el medio ambiente, la pobreza y la educación en las comunidades más vulnerables de la provincia.

Nadie más que Abeleira, y tal vez Abel Albino, saben del destino de esa información. La gestión actual dijo que nunca la halló, y sólo supo que hay convenios con Brasil, Colombia, Paraguay y Bolivia.

Hasta ahora se sabe que Primera Infamia– como dicen algunos- se creó como una pantalla política. Los rumores de intentos de comercialización de pen-drives u otros objetos de almacenamiento de información, están. Al menos el diputado provincial Daniel Sansone denunció posible desmanejo de los millonarios fondos que giró el exgobernador Juan Manuel Urtubey a ese ministerio, a cargo de Abeleira.

Enojado por supuestos aprietes a su hija en la Secretaría de Cultura, Sansone salió con los tapones en punta contra contra la gestión “U” y también reflotó a la usina de contenidos oficial y policía mediática TROKA S.R.L.

Troka nació apenas asumido Urtubey, en 2008, y ensanchó sus ingresos y alcance con el correr de los años. La empresa fue creada por Juan Pablo Rodríguez, Federico Storniolo y José María Zambrano. Llegó a hacer incluso la auditoría de la Corte de Justicia en los procesos electorales y de la publicidad oficial, cuando existe una Secretaría de Prensa y Comunicación que bien puede hacerlo.

La empresa controla el portal InformateSalta y ganó terreno en el mercado con cuantiosas sumas de dinero estatal, que aún no se auditaron, y ahora sus cabecillas extendieron tentáculos a la CNN Radio. Hay rumores de que estarían detrás del lobby para el contrato gubermanental- firmado semanas atrás por Lamberto- con PRAXIS S.R.L. firma que realiza un monitoreo de medios, y cuya erogación presupuestaria supera los 3 millones de pesos.

Al parecer los muchachos de Troka siguen teniendo influencia en el Gobierno. ¿O es que la administración Gustavo Sáenz quiere prescindir de sus servicios al crear una Sociedad del Estado?

Como sea, detrás de la creación de SALTIC S.E. afloran los fantasmas de la comunicación y la construcción de datos para fines inciertos y posiblemente ilegales, como en el Proyecto Horus o como sucedió con Troka S.R.L., esta última por sospechas acerca de una presunta incompatibilidad de uno de los fundadores, luego funcionario público.

Las contrataciones a empresas externas para crear contenidos a favor de un espacio político o en contra del adversario son de larga data. Lamberto vino a darle continuidad- poner la firma- a maniobras que ya hizo Juampi Rodríguez, quien no se alejó del poder político. O tal vez perfeccionar el método.

De momento, no pareciera ser que los muchachos de las comunicaciones quieran construir una mejor sociedad y dar la batalla cultural expandiendo el alcance del Estado en el concentrado mercado de las telecomunicaciones. Si fuera así, hubieran anunciado con bombos y platillos la creación de Saltic S.E. La norma ya está en boca de muchos y lo más probable es que tenga réplicas en el Poder Legislativo.

Son las semillas que sembró Troka y el fantasma de Primera Infancia lo que se puede ver.