Las balas que envió Macri a Bolivia durante el Golpe las compró Bullrich para el G-20

Macri y Bullrich cuando eran funcionarios de Gobierno

Siguen apareciendo pruebas contra los principales referentes de Juntos por el Cambio por su papel durante la dictadura que derrocó a Evo Morales. Macri designó a Lanusse como abogado, el mismo que lo defiende en las causas por espionaje ilegal.

Las 26.900 balas de goma que se hallaron en un depósito de la Policía de Bolivia pertenecen a un lote de 91.750 cartuchos que compró la exministra de Seguridad  argentina Patricia Bullrich para la cumbre del G20 realizada en el país en 2018.

Así lo confirmó la ministra Sabina Frederic, quien sostuvo que hay «mucha documentación» sobre el envío de material represivo a la dictadura de Jeanine Áñez por parte de la Administración Macri. La titular de la cartera Seguridad dijo que hay inconsistencias en la información recolectada, de modo que se ratifica la denuncia por contrabando agravado.

Las municiones en cuestión fueron producidas por la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán y distribuidas a las fuerzas de seguridad antes del encuentro internacional, tras un acuerdo firmado por Bullrich y el Ministerio de Defensa, por entonces a cargo de Oscar Aguad, según reconstruye el diario Página 12.

“Ya no es una declaración de que digo lo que me parece y le echo la culpa a alguien que no tiene nada que ver, así desvió un poco la atención. Me parece que está complicado porque hay mucha documentación que los hace responsables, si sabían y si no sabían también”, afirmó la ministra en diálogo con Futurock. Se refirió a los intentos de Bullrich y Macri por despegarse de las graves acusaciones.

De momento se desconoce qué ha pasado con las 40.000 municiones citadas en la carta de agradecimiento del militar boliviano Jorge Terceros Lara enviada al ex embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez García, quien ahora se desempeña como ministro del gobierno jujeño de Gerardo Morales. “Entendemos que habrían ido 40.000 a las fuerzas armadas de Bolivia y 30.000 a la policía, eso parece ser el acuerdo que existió”, explicó Frederic.

Toda la documentación recolectada hasta ahora está en manos del fiscal Claudio Navas Rial, quien en los próximos días podría ampliar la imputación a otros funcionarios o integrantes de las fuerzas de seguridad o fuerzas armadas. Hasta ahora lo hizo con Macri, Bullrich y Aguad. Desde el Ministerio de Seguridad hicieron saber que están recolectando testimonios de gendarmes ante el avance del sumario administrativo.

Es que el Gobierno amplió la denuncia presentada por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y la propia Frederic. Ahora podría alcanzar a los gendarmes Fabián Salas, exjefe del grupo Alacrán, y el exagregado de la Gendarmería en Bolivia, Adolfo Caliba, quien se reunió con los altos jefes de la policía boliviana tras el Golpe de Estado, Gerardo Otero. La causa está a cargo del juez penal en lo económico Javier López Biscayart. 

Macri designó como abogado defensor a Pablo Lanusse, quien también está a cargo de la estrategia judicial en las causas que pesan contra el lídero PRO por espionaje ilegal. Lanusse ya tomó contacto con Julián Curi, el abogado de Bullrich, señala el matutino porteño en una nota firmada por Luciana Bertoia y Felipe Yapur.

Instagram did not return a 200.