La AUH y la Tarjeta Alimentar combaten la inseguridad alimentaria en niños

Un hombre con su puesto de frutas y verduras en la Capital de Salta - Foto: Agustín Ochoa

La Universidad Católica aseguró que las políticas públicas de ayuda social lograron mitigar el impacto de la pandemia. La inseguridad alimentaria en niñas, niños y adolescentes alcanzó al 34,3% durante el 2020.

Según un informe elaborado por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), las políticas públicas nacionales como la Tarjeta Alimentar y la Asignación Universal por Hijo (AUH) evitaron que se profundizara la inseguridad alimentaria en niños, niñas y adolescentes.

Además, el trabajo realizado por la institución educativa alineada a la oposición admite que dicho flagelo se arrastra desde hace más de una década y que durante el 2020 alcanzó al 34,3% de dicha población, lo que significa un aumento de cuatro puntos porcentuales respecto al año anterior.

La UCA señala que entre 2010 y 2020 la falta de alimentos subió un 12 por ciento. Pero el informe ubica al período 2017-2018, cuando gobernaba Mauricio Macri, como el que peores registros sobre inseguridad alimentaria en la niñez tuvo. Adopta dos variables: moderada o severa (hambre).

Los datos en cuestión señalan que en el contexto de la crisis por la Covid-19, «la situación de riesgo alimentaria en el umbral más severo se mantuvo estable en relación a los últimos dos años y se incrementó en el umbral moderado que representa la caída de los consumos familiares en cantidad y calidad».

Sobre el grupo etario más perjudicado por la crisis, la UCA afirma que si bien afectó a niños y niñas en edad escolar, quienes peor la pasaron han sido las y los adolescentes ya que se registró un aumento del 7,2 en el umbral total y un 4,5 en el severo (hambre).

Asimismo, sostienen que la población que «se vio más protegida fue la de los niños/as entre 0 y 4 años» y remarcó que «muy probablemente» esto es consecuencia del «programa ALIMENTAR que se suma a la AUH (Asignación Universal por Hijo) y que justamente estuvo orientado a la compra de alimentos».

«Es notable advertir que los estratos sociales más afectados fueron el obrero integrado y estrato bajo, mientras que los más bajos y trabajador marginal se vieron más protegidos en el contexto de la reciente crisis«, detalló la investigación presentada hoy.

Otro aspecto que destacó el documento es que «este empeoramiento de la situación se registra especialmente en las infancias de los hogares monoparentales«, en los que la cifra de inseguridad alimentaria severa se elevó casi 9 puntos porcentuales, respecto del periodo anterior, recogen fuentes oficiales.

Instagram did not return a 200.