Jueza británica rechazó extradición de Assange a los EEUU y México ofrece asilo político

Considera que el riesgo de suicidio es elevado. El gobierno estadounidense apelaría el fallo. Mientras tanto, seguidores del periodista celebraron la decisión de la Justicia británica y el presidente mexicano pide un indulto y ofrece cobijo.

La jueza Vanessa Baraitser del Tribunal Penal Central de Londres, Gran Bretaña, rechazó el pedido de extradición contra el fundador de WikiLeaks, Julián Assange, quien es perseguido por el gobierno de los Estados Unidos luego de que revelara diversos y complejos crímenes vinculados a ese país norteamericano (guerras de Irak y Afganistán o de las torturas en la cárcel de Guantánamo, por ejemplo).

En la lectura de sus fundamentos, Baraitser señaló que “el riesgo de que Assange se suicidara, si se permitiera la extradición, era elevado”. “La salud mental del Sr. Assange se halla en tal estado que le resultaría angustioso ser extraditado a Estados Unidos”, agregó.

Sin embargo, la jueza británica no respaldó los argumentos acerca de que se trata de una causa política y, por lo tanto, hasta ahora no hizo lugar al pedido de libertad provisional bajo fianza que realizó la defensa del australiano. De momento, seguirá en prisión. El miércoles se definirá si definitivamente queda en libertad.

«No extraditen a Assange, el periodismo no es un crimen», «Liberen la verdad, excarcelen a Assange», se leía en carteles de manifestantes que se congregaron en Londes para apoyar al fundador de WikiLeaks.

Mientras tanto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró la decisión de la Justicia británica y ha pedido al gobierno de Boris Johnson que indulte al periodista Assange ofreciendo asilo político en su país.

«Voy a pedirle al Secretario de Relaciones Exteriores que haga los trámites correspondientes para que se solicite al gobierno del Reino Unido la posibilidad de que el señor Assange quede en libertad y que México le ofrece asilo político, con lo que significa el derecho de asilo y nuestra tradición, que es protección, y al mismo tiempo la responsabilidad de cuidar que el que el recibe el asilo no interfiera en asuntos políticos de ningún país. Nosotros estaríamos en condiciones de ofrecer ese asilo», dijo el presidente desde Palacio Nacional.

Assange está encerrado hace unos 10 años. La primera etapa fue en la embajada de Ecuador en Londres (hasta que el presidente Lenin Moreno retiró el asilo político), y ahora en prisión de alta seguridad. Durante ese tiempo su estado de salud se ha deteriorado, producto de los malos tratos que recibió.

La administración Donald Trump, ferviente perseguidor de Assange, anunció que apelará el fallo de la jueza británica proximamente, dado que tiene un plazo de 14 días. Washington pretende juzgarle por delitos de espionaje que podrían terminar con una pena a 175 años de prisión. Ahora bien, con la derrota electoral de Trump, resta saber qué posición tomará el presidente electo Joe Biden.

Por de pronto, la decisión judicial de no extraditar a Assange fue celebrada a las anchas por periodistas y defensores de la libertad de expresión en todo el mundo. Aunque desde WikiLeaks han pedido cautela tras afirmar que la lucha sigue.

Instagram did not return a 200.