JC Romero cuestionó el paro de la CGT y dijo que “afecta a todos”

El exgobernador salteño y actual senador nacional afirmó que los trabajadores son “los responsables del despilfarro y de la crisis actual”. Romero, uno de los primeros macristas en apoyar a Milei, repitió la estrategia oficialista para intentar deslegitimar el paro. El cruce Novaresio-Moyano.

Juan Carlos Romero se muestra con el exalcalde porteño y por entonces precandidato presidencial Horacio Rodriguez Larreta (Juntos por el Cambio)

Este miércoles se realizó una contundente movilización de la clase trabajadora en todo el país, con epicentro en Buenos Aires, en inmediaciones del Congreso de la Nación. Con el objetivo de transmitir el rechazo al mega-DNU y a la Ley Ómnibus, la CGT pidió a los legisladores que no voten afirmativamente la propuesta del gobierno de Javier Milei, justo después de que bloques “dialoguistas” pusieran la firma al dictamen de mayoría.

Para el senador nacional por Salta, Juan Carlos Romero, el paro fue prematuro y contradictorio ya que es “la misma CGT que en silencio avaló la inflación más alta del mundo: (211% en 2023), que las Empresas estatales tengan 5.000 millones de dólares anuales de déficit, un déficit público de 13 puntos del PBI, con 20 millones de pobres, en donde seis de cada diez chicos lo son”.

Y continuó: “esa es la CGT que llama a un paro general a 40 días de iniciarse un nuevo gobierno. Los responsables del despilfarro y de la crisis actual además son promotores de un paro que afecta a todos”. Romero es uno de los legisladores macristas que se sumó a las filas de La Libertad Avanza y que, ahora, apoyará las medidas que ha impulsado Milei, por ideología o por intereses inconfesables.

La dicotomía entre la actitud poco tolerable de la CGT al convocar un paro y la pasividad durante el gobierno anterior es un planteo que fue ganando terreno. Se trata de una estrategia comunicacional del Gobierno para deslegitimar el reclamo del movimiento obrero, más allá del análisis a fondo que se pueda hacer sobre las propuestas de Milei que impactan tanto en los trabajadores como en los sindicatos, su representación legal.

De hecho, el periodista Luis Novaresio fue uno de los encargados en instalar esa diatriba en diálogo con el cotitular cegetista y referente del sindicato de camioneros Pablo Moyano. Desde el canal oficialista La Nación +, Novaresio sostuvo que la CGT no hizo un paro durante los cuatro años del gobierno de Alberto Fernández y, a 40 días de la gestión Milei, ya convocaron a las calles.

La respuesta de Moyano fue contundente: “No fueron cuatro años. Acordate que hubo 2 años de pandemia, ¿íbamos a hacer un paro en pandemia? Los camioneros laburaron llevando los medicamentos y alimentos a todo el pueblo argentino. Fueron dos años que, lamentablemente, el Gobierno no pudo controlar la inflación. Pero no hubo despidos, las paritarias fueron libres, no se intentó privatizar las empresas del Estado para regalarlas a los socios de Milei”.

Por supuesto, es imprescindible profundizar en el contenido del mega-DNU y de la Ley Ómnibus que impulsa Milei, puesto que trastoca numerosas leyes laborales. Por ejemplo, limita el derecho a huelga en varias ramas laborales; deroga el régimen para las indemnizaciones en casos de empleo no registrado; se penalizan medidas de fuerza de trabajadores y se amplía el periodo de prueba de 3 hasta los 8 meses.

Foto Alfredo Luna
La CGT convocando al paro general para rechazar las medidas de Milei

Asimismo, el mega-DNU de Milei elimina las cuotas solidarias de los sindicatos, que son los aportes extraordinarios por parte de afiliados y no afiliados, quienes con la reforma deberán dar su consentimiento, y habilita a las partes a negociar un sistema de indemnizaciones basado en el Fondo de Cese Laboral del gremio de la construcción (UOCRA).

La central obrera ya ha presentado un amparo en el Poder Judicial que obtuvo el visto bueno en el fuero laboral: la Cámara Nacional del Trabajo en feria dictó una medida cautelar que suspende la aplicación de la reforma laboral. Para los jueces José Alejandro Sudera y Andrea García Viorno se avizoran razones de urgencia para “eludir la debida intervención del Poder Legislativo en lo que hace a la legislación de fondo” para adoptar tantas medidas.

Facebook Comments Box
Instagram did not return a 200.