Impulsan ampliar Ley de Cannabis que contempla autocultivo y producción

Busca que Fabricaciones Militares y el Ejército produzcan y elaboren derivados de la planta. Apunta a saldar la «deuda» de la norma sancionada durante la gestión Cambiemos, que mantuvo persecución a cultivadores. 

«Un marco regulatorio integral al acceso, el cultivo, la producción y comercialización del cannabis para uso medicinal». Esa es la definición de un proyecto de ley presentado en el Congreso Nacional por la diputada Carolina Gaillard (Frente de Todos).

Se trata de la iniciativa «Regulación de Cannabis para la Salud» que busca actualizar la Ley sancionada durante el gobierno de Cambiemos y, así, saldar la «deuda» que quedó al dejar de lado el autocultivo y otras cuestiones fundamentales en torno a la planta.

La legisladora dijo a Télam que la propuesta busca que los usuarios «tengan una sustancia segura y de calidad», a través tanto de la compra en farmacias como del autocultivo y la producción «solidaria». Y precisó que, por ejemplo, prevé que Fabricaciones Militares «tenga las licencias para producir» y el Ejército «la facultad de producir y elaborar todo para abastecer la demanda del sistema público».

Valeria Salech, presidenta de la fundación Mamá Cultiva, consideró que se trata de «un proyecto soñado» y que salda «las deudas que dejó la ley actual, la 27.350, que no sólo siguió criminalizando a las madres sino que dejó afuera a los pacientes que no sufren de epilepsia refractaria». Sucede que el amparo sólo incluyó a pacientes de esta última enfermedad, a sabiendas de que son muchas otras las patologías que pueden ser tratadas con derivados de la planta de cannabis.

«Igualmente podrán hacerlo personas físicas o jurídicas, públicas o privadas«, relató la diputada a la agencia estatal de noticias. Además, sostuvo que el enfoque integral busca que el Estado acompañe las acciones que tienen que ver con el acceso y la comercialización de la planta. Según explicó Gaillard el proyecto fue realizado por especialistas en la materia, referentes de organizaciones como Mamá Cultiva Argentina, la Red de Cannabis Medicinal del CONICET (RACME) y la Cámara Argentina de Cannabis.

Por su parte, Salech calificó como «una cáscara vacía digna de un título de diario» la normativa sancionada hasta ahora dado que «no genera acceso a la planta, ni promueve la producción, ni regula las condiciones para garantizar nada a nadie». «En cambio, esta propuesta estimula incluso el desarrollo científico y tecnológico, incentivando a las economías regionales, con una mirada también puesta en la economía. Reconoce y pone en valor el trabajo que durante años nos hemos puesto al hombro las organizaciones», explicitó.

La iniciativa cuenta con el apoyo del jefe de bloque Frente de Todos en la Cámara baja, Máximo Kirchner, y será tratada en los próximos meses. El Gobierno ha mostrado a través de distintos funcionarios y funcionarias el compromiso con la ampliación de derechos en torno a la planta de cannabis.

El proyecto regula todos los accesos al producto, desde el autocultivo, la producción solidaria, a través de la compra en farmacias y también mediante la adquisición de semillas en tiendas de cultivo.

«Queremos que el cannabis medicinal deje de ser ilegal en todas sus formas y que quien sea usuario lo haga con tranquilidad de que el Estado lo acompaña y lo protege«, expresó Gaillard.

Instagram did not return a 200.