Impacto devaluatorio: las ventas minoristas pyme cayeron 28,5% anual en Enero

Un informe de la CAME advierte un fuerte desplome del consumo en el primer mes del año: algunos comercios sostienen que “fue un mes perdido”. Las razones: aumento de precios y ajuste en salarios.

El centro de Salta Capital | Foto: Agustín Ochoa

Las ventas minoristas de las pequeñas y medianas empresas cayeron en Enero un 28,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior. A nivel intermensual desestacionalizado, se registró una baja del 6,4%.

Así lo advirtió la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en un informe que señala “un mal desempeño en el sector comercial, marcado por escasas transacciones y una baja afluencia de público en los locales”.

Entre los rubros con peores cifras se encuentran Farmacias (-45,8%) y Alimentos y Bebidas (-37,1%). Le siguen Perfumería (-32,6%); Ferretería, materiales eléctricos y de la construcción (-31,3%); Calzado y marroquinería (-20,8%); y Bazar, decoración, textiles de hogar y muebles (-20,5%).

Muchos de los comercios relevados coincidieron en que «enero fue un mes perdido”, principalmente “debido a la incertidumbre económica y al pronunciado aumento de los precios, que no fue acompañada por un ajuste en los salarios”, detalla el trabajo.

Las caídas en las ventas reflejan un ajuste y un cambio en el consumo de la ciudadanía, que ha empezado a priorizar “las necesidades más urgentes para resguardar ingresos”. En ese sentido, la CAME señaló que “queda una considerable demanda postergada”.

De los siete sectores, el único que ha registrado un aumento del 0,9% fue el Textil, que en Enero del año anterior había sufrido una baja del 14,4%. Según la CAME, el incremento se debe a “la combinación de ofertas atractivas y a las compras realizadas en gran cantidad por turistas internacionales que recorrieron las ciudades argentinas”.

En el de Alimentos y bebidas, por ejemplo, la caída registrada en enero comparada con los datos de diciembre se ubica en 13,2%. Los comercios explicaron que hubo aumentos semanales de entre 5% y 10% que, al trasladar el coste al consumidor, directamente frenaron las ventas.

Con respecto al derrumbe en Farmacias, que en un mes se hundió 7,9%, desde el sector destacan que las personas están comprando los medicamentos esenciales, dejando de lado artículos de cosmética y perfumería, es decir Cuidados Personales.

Los datos de la caída en las ventas minoristas reflejan el impacto de la devaluación aplicada por Javier Milei tras asumir la Presidencia. De allí que la inflación de diciembre se disparara por encima del 25%, según el INDEC.

Al mismo tiempo, no hubo mejoras salariales: el Gobierno de La Libertad Avanza todavía no convoca al Consejo del Salario para definir una actualización en el mínimo vital y móvil.

Facebook Comments Box
Instagram did not return a 200.