Guiño al «campo»: Massa impulsó el «dólar soja» a $200 por un mes

El objetivo es que el sector agro liquide los granos para sumar reservas en el Banco Central. Lo celebran las acopiadoras y exportadoras.

Massa dio a conocer una batería de medidas (Foto: Raúl Ferrari).

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció la puesta en marcha de un «dólar soja» a $200 que estará vigente entre el 5 y el 30 de septiembre. Se trata de una medida para fomentar la liquidación de granos que las exportadoras retienen y, así, fortalecer las reservas en moneda extranjera del Banco Central.

Según explicó Massa, el programa otorga «transparencia y certidumbre, generando un esfuerzo conjunto que permitirá a las y los productores acceder a un mejor precio pizarra para su producción» y que se «busca promover exportaciones, mejorar la realidad de los productores, ayudar a las economías regionales y fortalecer reservas».

La medida viene atada a «un compromiso de liquidación con las principales empresas agroexportadoras el cual prevé 5.000 millones de dólares para este mes, de los cuales 1.000 millones serán en las primeras 72 hs«. «Para nosotros el sector agroindustrial es clave, representa uno de los motores económicos más importantes de la Argentina», añadió.

El presidente de la Cámara de Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC), Gustavo Idígoras, celebró la medida ya que es «una mejora significativa que, aunque sea temporal, tendrá un impacto directo en el precio de la soja en el mercado interno». «Esta medida temporal muestra que el Gobierno debe trabajar una política pública que reduzca de forma permanente la alta carga tributaria de la cadena de soja«, añadió para reafirmar el objetivo central del sector: voltear las retenciones.

José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, dijo que es «una medida coyuntural» y reclamó «una reducción gradual de las retenciones«. «Por lo pronto es un precio mejor por un mes y equivale a retención cero. Veamos cómo funciona la medida. Quizás nos dé un impulso para seguir negociando y cambiar las cosas«, afirmó.

«Estamos en la época del año en que el hombre de campo se prepara para la próxima cosecha, está pensando en comprar los insumos, hacer los desembolsos necesarios. Así que esto llega en buen momento. Ojalá que implique un crecimiento del área sembrada en general y de la soja en particular, porque es un cultivo que en los últimos años, debido a las altas retenciones, se estancó, mientras siguió creciendo en Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia», dijo a Infobae Roberto Urquía, director del Grupo Aceitera General Deheza.

Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.