Graciana Peñafort: «Tenemos un Poder Judicial que se niega a cambiar»

Es jefa de Asuntos Jurídicos en el Senado. Habló con una radio salteña, apuntó a las trabas de Juntos por el Cambio y señaló la «deuda» pendiente de la Cámara de Diputados por la reforma judicial. «Se necesitan los votos», insiste. Las visitas de los jueces Hornos y Borinsky a Macri y su relación con la causa en contra del excanciller Timerman.

Graciana Peñafort cuestionó el bloqueo de Juntos por el Cambio a proyectos de ley impulsados por el Gobierno, como la Reforma Judicial y la propuesta para designar al Procurador General de la Nación, Daniel Rafecas. La primera de ellas se encuentra estancada en la Cámara de Diputados y la segunda no logra el aval de la oposición en la Cámara de Senadores. En este último caso, desde JxC sostienen al hombre designado por Mauricio Macri, Eduardo Casal, pese a no haber sido designado constitucionalmente mediante aprobación del Senado y de tener graves acusaciones por presiones en su contra.

La asesora jurídica del Senado consideró que hay una «deuda con toda la población» de la Cámara Baja que preside Sergio Massa ya que «a esta altura de los hechos nadie va a discutir que es necesario que se modifique el Poder Judicial que funciona mal«. Peñafort explicó que, más allá del debate político, las modificaciones propuestas tienen que ver con el funcionamiento cotidiano en temas como la violencia de género, los divorcios o las adopciones. «El no funcionamiento del Poder Judicial termina afectando a toda la sociedad«, dijo.

En diálogo con el programa La Madre que las parió (FM Noticias 88.1), la abogada oriunda de Mendoza y cercana a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo que «éste sistema funciona tan mal que tampoco admite la anomalía de que un juez funcione bien. Y eso es un problema que hay que cambiar de raíz porque así no tenemos Justicia». Siguiendo esa línea, Peñafort insistió en que se necesitan los votos en el Congreso para avanzar en los proyectos de ley propuestos.

El no funcionamiento del Poder Judicial termina afectando a toda la sociedad

Graciana Peñafort, abogada y asesora del Senado de la Nación Argentina

Sobre el caso del ex vicepresidente Amado Boudou, quien fuera detenido durante el macrismo en horas de la madrugada, descalzo y en pijamas ante las cámaras de televisión, Peñafort dijo que la persecución política y mediática «ha vulnerado todas las garantías» constitucionales. De la foto de Boudou, la abogada dijo que «le espantó» que el Poder Judicial haya permitido esa «imagen humillante» porque, para que un medio de comunicación ingrese a un domicilio, debe tener autorización judicial previa.

Así detuvieron y filmaron a Boudou durante el gobierno de Macri

En otro orden, respecto a las reiteradas visitas secretas a Macri por parte los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos en Casa Rosada, la arquitecta judicial de lo que supo ser la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual recordó que fueron ellos quienes trataron una causa contra el ex canciller Héctor Timerman en la Sala IV de Casación Penal, consecuencia de maniobras de forum shopping lideradas por el ex juez Claudio Bonadío.

Peñafort indicó que, a pesar de haber presentado la impugnación por explícitas razones (fallo judicial de la causa por la voladura de la AMIA estableció que toda investigación conexa debía tramitar ante la Sala II), los magistrados Hornos y Borinsky se mantuvieron firmes en la ilegalidad. «Tenían órdenes», argumentó Peñafort al descartar que no tenían aversión personal contra su defendido. Las consecuencias de esa persecución política-judicial le costó la vida a Timerman, ya que le prohibieron recibir los tratamientos oncológicos a tiempo para combatir su cáncer. «Cuando regresó de Estados Unidos. Timerman volvió con una sentencia de muerte escrita entre los cafés que tomaba Gustavo Hornos en la Casa Rosada con Mauricio Macri y los partidos de paddle que jugaba Mariano Borinsky con el Presidente en Olivos», escribió Graciana en El Cohete a la Luna.

Sucede que Hornos visitó a Macri en 6 oportunidades y Borinsky lo hizo al menos 15 veces, según reveló una investigación de El Destape. Fueron a jugar al tenis o al padlle con el expresidente y allí habrían recibido instrucciones para ejecutar el lawfare, término que define a la persecución política a través del Poder Judicial y del Poder Mediático. Así lo permite suponer la concatenación de resoluciones judiciales en causas que involucran a funcionarios del kirchnerismo, entre ellas CFK, con las fechas de las reuniones: noviembre y diciembre de 2016, días antes de reabrir la causa contra Timerman. 

Escrito presentado por Peñafort, abogada de Timerman, ante la Corte Suprema

Consultada por el tratamiento de ciertos trámites por parte del Consejo de la Magistratura, Peñafort dijo que «hay una función que no se está cumpliendo» y mencionó a la Comisión de Disciplina. Esa comisión está presidida por el juez Ricardo Recondo. La Secretaría General de este poder requirió días atrás a la Cámara Federal de Casación Penal– la máxima instancia penal del país- información referida a los acuerdos de superintendencia celebrados durante el año. Fue una ampliación de la denuncia realizada por el ex diputado nacional y hoy flamante Ministro de Justicia, Martín Soria.

Es que, en acuerdo de superintendencia, en el que se reúnen el presidente de la Casación con los titulares de las cuatro salas que la conforman, el juez Hornos había confirmado que se reunió con Macri en la Casa Rosada aunque afirmó que fueron encuentros basados en un vínculo de tipo “social” que los une y que nunca hablaron de causas en trámite.

Hacete amigo del (o los) juez - Colussi
Borinsky, Macri y Hornos

Peñafort cierra la nota escrita en el portal mencionado de la siguiente manera:

«Muchos celebran que con esta información nueva ahora podremos recusarlos, pedir la nulidad de sentencias por ellos dictadas. Tal vez sea posible. Yo dudo de que lo sea  con esta Corte Suprema, con esta Cámara de Casación, con las Cámaras de Apelaciones aún cooptadas, con los jueces delivery que funcionan a teléfono y con fiscales procesados y también encubiertos por el Poder Judicial. Pero igual los planteos debemos hacerlos. Y tal vez prosperen.

Pero ni  eso va a traer a la vida nuevamente a Héctor Timerman ni  borrar el dolor infinito que pasó durante su agonía ni restaurar su ausencia siempre presente. Porque yo no me olvido que entre cafecitos, decretos y partidos de tenis, mataron a un hombre. Mientras se sentían todopoderosos y los recibían en la Casa Rosada o en la Quinta de Olivos. Mientras se calentaban al fuego del poder, mataron a un hombre. Se llamaba Héctor Timerman. Era mi amigo y se murió reclamando Justicia».

Quién fue Héctor Timerman? | Política
Héctor Timerman
Instagram did not return a 200.