Gorilas pobres y fascistas: ¿Quiénes son referentes en la marcha de Salta?

Con megáfono en mano, atacaron nuevamente a periodista de BUUFO. Uno de ellos es dirigente de los remiseros, denunciador serial y delirante del dióxido de cloro. El otro participó de la reunión en el búnker PRO en plena pandemia.

Ayer hubo movilización de funcionarios y militantes de Juntos por el Cambio, del Partido Libertario, del movimiento anti-vacunas, de promotores del dióxido de cloro y de ciudadanos en sus cabales que están pasando una situación económica difícil, que se agrava con la pandemia, y que decidieron reclamar legítimamente con respeto, aun en pandemia.

En Salta los principales convocantes fueron, entre otros, los diputados nacionales Martín Grande Durand y Virginia Cornejo, y los legisladores provinciales Héctor Chibán (UCR) y Andrés Suriani (JxC).

Pero la conducción de la marcha y la difusión de consignas a viva voz estuvo a cargo de dos sujetos que agredieron verbalmente al periodista Alexis Miranda, quien fuera golpeado anteriormente por Omar Martínez, militante del Partido Libertario, imputado por el Ministerio Público Fiscal.

Sobre el tema: Detienen a Omar Martínez, el anticuarentena que golpeó a un periodista

Esta vez no hubo agresiones físicas pero sí un hostigamiento que terminó cercenando la libertad en el ejercicio periodístico. Cuando Miranda y el camarógrafo que lo acompañaba se acercaron al Monumento a Güemes pudieron escuchar los distintos epítetos de un hombre calvo que sostenía el megáfono.

Además, este sujeto incluso llamó a escrachar la casa del gobernador Gustavo Sáenz. Se trataría de la misma persona que días atrás fue descubierto por vecinas en el búnker del PRO haciendo una reunión clandestina prohibida por ley. En ese momento, este hombre sin cabello atinó a acusar de «inteligencia kirchnerista» a las mujeres que filmaban.

El militante macrista de poco cabello y mucha violencia

Si bien desde el PRO dijeron que no era una reunión partidaria, según manifestó la diputada provincial Gladys «Pichona» Moisés, ahora se supo que es un militante del macrismo salteño que organiza y participa de este tipo de manifestaciones agrediendo a quienes piensan distinto o intentan realizar una cobertura noticiosa.

Te puede interesar: Sin barbijo y más de 10: reunión de Juntos por el Cambio en pandemia

Por otro lado, también encabezó el escrache y señalamiento «Tuco» Bazán, un supuesto referente de los remiseros salteños. Fue quien mencionó al cronista Miranda acusándolo de «basura«. «Esa gente no debiéramos permitir que estén acá«, apuntó a través del megáfono y levantando el dedo.

Bazán es, además de un delirante del dióxido de cloro, un denunciador serial que vive pidiendo la renuncia de distintos funcionarios. Pero va más allá: ahora se cree periodista, ya que abrió una página de Facebook que no informa sino más bien comparte noticias de otros medios. De hecho, en una de esas publicaciones que compartió se puede ver un cartel que invita a fusilar políticos y sindicalistas, para luego comentar: «Sería bueno ponerlo en práctica no?».

Por su parte, en la cuenta personal de la red social mencionada, Bazán dice trabajar en «la comprensión y el buen ejemplo» y que estudió en la Universidad «de la vida y el amor, el buen vivir». Sin embargo, habla de elecciones anticipadas.

En 1955 el movimiento justicialista adoptó el término «gorila» para definir a los sectores más pudientes que vieron afectados sus privilegios, a la cúpula de la Iglesia y a sectores de las fuerzas que perpetraron el Golpe de Estado al presidente Juan Domingo Perón.

La vicepresidenta Cristina Kirchner, sin embargo, hizo una diferenciación entre «gorilas» y «monos». En el primer grupo colocó a Federico Pinedo, digno representante de la oligarquía argentina terrateniente, y en el segundo a los aspiracionales, o bien monos.

«¿Por qué aspiracionales? Porque identifican en el ideario al gorila como el tipo de clase alta, el tipo fino, el que viene de familia, el tipo que viene de la aristocracia. Entonces, de repente, adhieren a un partido o a una idea porque creen que de esa manera logran el status que tienen que tener. Esos son los monos, digo yo, son aspiracionales», explicó la dos veces presidenta de la Nación.

A «Tuco» Bazán no le alcanza para la diaria. ¿Llegará a ser mono?

Instagram did not return a 200.