Fiscalía pidió rechazar el pedido de arresto domiciliario al represor Miguel Etchecolatz

El genocida encontró oportuna la situación sanitaria y justificó ser persona de riesgo. La fiscal que interviene advirtió al Tribunal que sería irresponsable exponerlo al virus ante la población y que no hubo reportes de casos sospechosos en la cárcel.

La Unidad de Asistencia en Causas por Violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado solicitó al Tribunal Oral Federal 6 que rechace el pedido de arresto domiciliario solicitado por el represor Miguel Osvaldo Etchecolatz, quien motivó el pedido en su avanzada edad y enfermedades que lo exponen ante un eventual contagio de coronavirus.

Sacarlo de ese ámbito, donde no se han reportado casos, para ponerlo en otro respecto del cual no podemos asegurar nada, ni siquiera la atención de dolencias básicas por el colapso general del sistema sanitario, sería una irresponsabilidad de nuestra parte. Por el contrario, el aislamiento respecto del resto de la población puede resultar beneficioso”, consideró la fiscal María Ángeles Ramos en su dictamen según consignó Infobae.

El ex jefe de Investigaciones de la Policía Bonaerense durante la última dictadura cívico-militar enfrenta siete condenas por delitos de lesa humanidad, con prisión perpetua incluida. Actuó en al menos 21 centros clandestinos de detención y participó en secuestros, torturas y desapariciones, entre los que se encuentra el de los jóvenes estudiantes de La Plata en la jornada conocida como “La Noche de los Lápices”.

Etchecolatz está preso en el penal federal de Ezeiza, pero encontró oportuna la situación sanitaria que atraviesa el país para solicitar el arresto domiciliario. De hecho, los pedidos de esta índole se multiplicaron en los últimos días.

Resulta que la Cámara de Casación Penal propuso elaborar un protocolo específico para prevenir y proteger a las personas alojadas en el sistema carcelario del COVID-19. Además, los camaristas entendieron que la superpoblación y hacinamiento de internos agrava la situación.

A raíz de la recomendación de Casación, en distintas jurisdicciones se restringieron las visitas por días y horarios excluyendo a personas que se encuadren en grupos de riesgo, proveedores, personal penitenciario que presente síntomas del virus, entre otras. Hasta los mismos presos tomaron estas medidas preventivas renunciando a las visitas; tienen controles diarios y permanente atención sanitaria.

Para la fiscal Ramos el pedido de la defensa podría ser contraproducente ya que no se registraron casos. “El temor planteado por la defensa importa una situación potencial, toda vez que no existe ningún reporte oficial de la existencia de algún caso sospechoso intramuros en la unidad penitenciaria en la que se encuentra alojado el imputado”, refirió en su texto difundido por Infobae.

Asimismo, consideró que Etchecolatz recibe atención en el Hospital Penitenciario Central de la cárcel de Ezeiza y sostuvo: “Considero que no están dadas las condiciones para adoptar una medida preventiva, porque hoy el imputado está bien atendido, está aislado, el servicio hospitalario intra muros funciona adecuadamente, recibe medicación y no hay caso sospechoso reportado”.

Ramos señaló, además, que la defensa no justificó cómo es que Etchecolatz podría recibir atención médica sin salir de su domicilio y exponiéndolo a situaciones de riesgo de contagio.

Por tanto, hasta tanto surja evidencia que demuestre la imposibilidad del SPF de contener la situación sanitaria, o la imposibilidad de mantener la atención médica del imputado y hasta tanto la defensa acredite los puntos solicitados, soy de la opinión que no debe hacerse lugar a lo solicitado”, recomendó la fiscal.