Finalmente, Sáenz dispuso la vuelta a “Fase 1” para Capital y otros departamentos

Se suspendería la apertura de locales de la gastronomía y el comercio para bajar la circulación de personas. Acuerdo de los gobiernos municipales y reproches de los sectores afectados. El contexto: inminente colapso de la ocupación de camas.

Luego de que el presidente Alberto Fernández ratificara que son los Gobiernos provinciales los que deben decidir acerca de la gestión de la pandemia en sus jurisdicciones, desde la administración salteña anunciaron la convocatoria a una reunión del Comité Operativo de Emergencias (COE) para este sábado a la mañana.

Finalmente, la administración Gustavo Sáenz decidió volver a “fase 1” en Capital y los departamentos General Güemes y del Valle de Lerma desde el lunes 21 hasta el 11 de octubre inclusive. Esto querría decir que se suspenden el funcionamiento de los comercios y de bares y restaurantes y se extiende la prohibición de apertura de gimnasios, deportes colectivos y circulación inter-municipal.

Los departamentos en los cuales regirá el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) son: Capital, Orán, San Martín, Güemes y los del Valle de Lerma.

“Sabemos de los problemas sociales y económicos que trae un aislamiento total; lo entendemos perfectamente, pero queremos transmitir nuestra preocupación como médicos, por el difícil momento que pasa el sistema sanitario de Salta; estamos con un límite de camas de terapia cercanos al 90% de ocupación. Un recurso humano muy escaso, médicos y enfermeros que nos faltan en los hospitales del interior y del capital, por lo tanto creemos que esta medida es la medida más correcta para aplicar aunque sea muy controvertida”, explicó el presidente del COE, Francisco Aguilar.

Estamos con un límite de camas de terapia cercanos al 90% de ocupación

Francisco Aguilar

El ministro de Salud Juan José Esteban ya había deslizado la necesidad de frenar la curva de contagios a partir de medidas que tiendan a bajar la circulación de personas. Mientras que el ministro de Gobierno Ricardo Villada aseguró que esperarían la definición del Gobierno Nacional.

Desde Casa Rosada emitieron ayer un mensaje recomendando a las provincias adoptar decisiones que promuevan el confinamiento de la sociedad y señalaron que Salta estaba dentro de las 11 provincias con mayor crecimiento de contagios en los últimos 15 días. También la colocó en un listado de 8 jurisdicciones con el sistema al borde del colapso, lo cual fue ratificado por autoridades locales al señalar ocupación de camas UTI superior al 93%.

Casi como tomando la posta, la medida había sido adelantada anoche por la intendenta capitalina Bettina Romero en su cuenta de Twitter. En un mensaje de “acompañamiento” al gobernador Gustavo Sáenz, la jefa comunal planteó que su gestión está “a entera disposición” para prestar “su visión” respecto a la pandemia.

Al mismo tiempo, trascendió un apoyo conjunto de los intendentes Mario Mimessi (Tartagal), Pablo González (Orán), Gustavo Solís (Rosario de la Frontera), José Issa (Metán), Guillermo Martínez (Rosario de Lerma) y la propia Romero. En el norte provincial ya regía el ASPO.

Días atrás se sucedieron algunas protestas de los sectores que se verían afectados. Comerciantes, dueños de gimnasios y de locales gastronómicos-bares hicieron saber su malestar por las restricciones. Aunque entienden la delicada situación sanitaria, desde esos rubros fundamentan su descontento por el impacto negativo en sus ingresos.

“Necesitamos tiempo para habilitar y terminar de reforzar el sistema sanitario para contener esta pandemia. Estamos con obras muy avanzadas para ampliar la atención de pacientes positivos a COVID-19 en los hospitales Oñativia, San Bernardo y Papa Francisco. El aislamiento es primordial en este momento y pedimos responsabilidad a la comunidad”, manifestó el ministro Esteban al respecto.

De esta manera, el gobernador Gustavo Sáenz dispuso la vuelta al estricto aislamiento social, preventivo y obligatorio en Capital.

Instagram did not return a 200.