El PRO aprovecha la crisis hídrica-eléctrica y sale en busca de los votos en el Norte

Cada vez son más las recorridas del macrismo salteño por los departamentos Oran y San Martin, donde se atraviesan problemáticas vinculadas al agua y la electricidad. Las incursiones por convencer a comunidades originarias y las propuestas electorales, lo opuesto a lo aplicado en la gestión Cambiemos.

Aprovechándose de la crisis hídrica y de los reclamos por la irregular prestación del servicio de electricidad por parte de EDESA, el PRO salió a buscar votos en los departamentos San Martin y Orán, los dos más populosos de la provincia después de la Capital.

Sucede que durante los últimos días algunas personalidades del macrismo salteño recorrieron el dique Itiyuro y el embalse El Limón, dos fuentes de abastecimiento de agua a distintas localidades norteñas tales como Tartagal, Mosconi y Aguaray.

En la comitiva amarilla estuvieron la diputada provincial Sofía Sierra y la militante con raíces porteñas Inés Liendo, además de referentes locales: el concejal tartagalense Nicolás Arce y el dirigente Juan José Crausaz, entre otros.

Durante la visita a San Martin, Sierra también “dialogó con miembros de Pueblos Originarios”, según el parte oficial que hizo circular por redes. Tras ello, la legisladora del PRO se trasladó a Oran para mostrarse con las personas que protestaban contra EDESA.

Liendo, por su parte, encontró voz en Radio Nacional Tartagal: dijo que “el desinterés del actual gobernador” Gustavo Sáenz batió todos los récords de abandono en el norte y sostuvo que hay trabajadores haciendo pozos someros “en condiciones infrahumanas”.

“En Juntos por el Cambio estamos construyendo una alternativa de gobierno diferente y republicana, que pone especial atención en mejorar el sistema de salud y la educación pública, y propone un manejo eficiente de los recursos públicos”, aseguró Liendo.

Más allá del oportunismo político de hacer campaña con las problemáticas en el norte, el PRO salteño dice trabajar por cuestiones que, en los años de gobierno de Mauricio Macri, fundador del partido, no se vieron reflejadas en sus políticas.

En cuanto a la educación y la salud, hay que decir que en la gestión Cambiemos hubo un fuerte recorte presupuestario que llegó a degradar al Ministerio de Salud a una Secretaria y que aplico una desinversión en el sistema educativo tanto en becas a estudiantes, como en obras de infraestructura y salarios docentes.

A su vez, respecto a los pueblos indígenas, en el macrismo se profundizaron las políticas de extranjerización de la tierra y, por ende, la expansión de la frontera agrícola por sobre las tierras donde habitan comunidades originarias. Habrá que ver si se lo plantearon a Sierra.

Finalmente, sobre las políticas tarifarias sobre los servicios públicos, Macri inauguró una era de fuertes incrementos en luz, gas y agua, además de los combustibles. Por entonces las boletas llegaban con aumentos de hasta el 1.000%, mientras no se ejecutaron las inversiones necesarias para mejorar el servicio. 

Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.