El Papa Francisco canonizó a Mama Antula, la primera santa argentina

El Santo Padre presidió en la Basílica de San Pedro la celebración de la misa para canonizar a la beata María Antonia de San José de Paz y Figuera. “Si nos dejamos tocar por Dios, también nosotros, con la fuerza de su Espíritu, podremos convertirnos en testigos del amor que salva”, dijo.

Este domingo 11 de febrero el Papa Francisco presidió la Santa Misa en la cual se ha canonizado a la beata María Antonia de San José de Paz y Figuera, más conocida como Mama Antula, la primera santa argentina, fundadora de la casa de los ejercicios espirituales de Buenos Aires.

“Mama Antula ‘tocada’ y ‘sanada’ por el ‘pequeño Dios de los pequeños’, al que anunció durante toda su vida, sin cansarse, porque estaba convencida —como le gustaba repetir— de que «la paciencia es buena, pero mejor es la perseverancia». Que su ejemplo y su intercesión nos ayuden a crecer en la caridad según el corazón de Dios”, dijo el Santo Padre.

Según informa la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en la misa estuvo el presidente Javier Milei, a quien Francisco saludó antes y al concluir el rito de canonización, quien posteriormente al final de la Santa Misa abandonó la Basílica vaticana, reconstruye Vatican News.

El Papa en la Santa Misa de canonización
Foto: Vatican News

Durante la misa el Papa habló de la lepra y la marginación que sufren quienes padecen esta enfermedad e hizo una reinterpretación al referirse a la “lepra del alma’, que “nos hace insensibles al amor, a la compasión, que nos destruye por medio de las gangrenas del egoísmo, del prejuicio, de la indiferencia y de la intolerancia”.

Y por último, Franciso dijo que Mama Antula enseñó con su vida la cercanía y la salvación de Dios pues ha sido ‘tocada’ por Jesús gracias a los Ejercicios espirituales, en un contexto marcado por la miseria material y moral.

Sobre María Antonia de San José de Paz y Figuera dijo que fundó obras que perduran hasta la actualidad y que la ahora santa argentina iba ‘armada’ con una cruz, una imagen de la Dolorosa y un pequeño crucifijo al cuello que llevaba prendida una imagen del Niño Jesús.

Mama Antula nació en 1730 en Silipica, Santiago del Estero, y falleció el 7 de marzo de 1799 en Buenos Aires, donde pudo fundar la Casa de Ejercicios Espirituales de Buenos Aires. Dedicada a la asistencia de los padres jesuitas, se distinguió por dar ayuda y limosna a los pobres. Con la canonización del Papa Francisco en la Basílica de San Pedro, ahora forma parte del catálogo de santos.

Facebook Comments Box
Instagram did not return a 200.