El negocio del Plasma: imputaron a Betina Saracino, directora del Centro de Hemoterapia

El ministro Martín De los Ríos, la titular del Centro Regional de Hemoterapia, Betina Saracino, y el concejal Gauffín en campaña

La médica está acusada por negociaciones incompatibles con el ejercicio en la función pública: envió 36 unidades de plasma a una empresa donde figura como directora. Saracino fue candidata a concejal por el PRO, luego designada en el organismo provincial. 

El fiscal penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Leandro Flores, imputó a la médica Betina Andrea Saracino por la comisión del delito de negociaciones incompatibletas con el ejercicio de la función pública en carácter de autora. La médica concurrió a la audiencia acompañada de un abogado particular y presentó su declaración por escrito.

Flores señaló que Saracino, directora del Centro de Hemoterapia Regional de Salta, no sólo incumplió la normativaque regula las incompatibilidades y prohibiciones de los funcionarios designados en cargos políticos y designaciones con carácter de autoridad superior del Poder Ejecutivo fuera de escalafón (según Decreto Nº 998/08), sino que, además, habría intervenido simultáneamente como Directora de la empresa privada denominada Servicio de Medicina Transfusional Salta, -entidad habilitada para la realización de servicio transfusional hospitalario-, en la recepción de unidades de hemocomponentes derivadas desde el organismo público (CRH) para la ejecución del servicio.

Según informó el Ministerio Público, el fiscal solicitó información al Ministerio de Salud, al Instituto Provincial de Salud (IPS), a la Clínica Virgen de Urkupiña, los convenios labrados por la cartera sanitaria con la empresa Servicio de Medicina Transfusional, la copia del Expediente de esa empresa, constitución y sus posteriores modificaciones.

El Centro de Hemoterapia Regional se creó en 2009; el 8 de enero pasado se designó a la ex candidata a concejal por el PRO Betina Andrea Saracino como Directora, por medio de memorándum Nº 02/2020; y el 1 agosto último, fue designada como Directora del Centro Regional de Hemoterapia (decisión administrativa 948/20).

La información recolectada por el MPF dice que en su perfil de LINKEDIN, Saracino figura como Directora Médica de “Medicina Transfusional Salta”, desde agosto de 1988 hasta la actualidad. Los informes técnicos confirmaron que la empresa funciona en el establecimiento de CENESA, donde se confirmó  la responsable es Saracino.

Otro informe del Centro de Hemoterapia Regional revela que entre el 1 de agosto y el 6 de octubre de este año, el Centro Regional de Hemoterapia envió 36 unidades de plasma convaleciente Covid, de un total de 309 unidades de hemocomponentes, al “Servicio De Medicina Transfusional Salta”.

Para imputarla, Flores consideró que “se desplegaron todos los elementos que constituyen el delito imputado, violentándose el bien jurídico protegido, que es la administración pública y que se comprobó, prima facie, la existencia de una situación simultánea de parte y de funcionaria, a sabiendas que se está interviniendo en un contrato u operación como funcionaria pública y la voluntad de tomar intervención en ellos, a la vez, de forma privada”.

Además, cabe decir que Saracino fue candidata a concejal en el macrismo salteño. Participó de la lista que llevaba como intendente al ahora diputado nacional del PRO Martín Federico Grande Durand, en cuarto lugar.  Dicha lista la encabezó el concejal José Gauffin, la concejal Rosita Herra y que la completó Kenji Gomez Matsumoto. 

Flyer de las candidaturas del macrismo salteño en las últimas elecciones

Si bien Saracino no ingresó al Concejo Deliberante de la Capital, sí celebró el triunfo de Gauffin y Herrera. Y luego fue premiada con la dirección del Centro Regional de Hemoterapia de la Provincia, cargo desde el cual habría pergeñado los negocios presuntamente favorables de la empresa donde figuró como Directora. Es decir, estaría de los dos lados del mostrador.

Como sea, la médica, que amenazó al periodista Ángel Mansilla, dice en su cuenta de Twitter que es inocente y agradece a las personas que le brindan su apoyo.

Por otro lado, también fue imputado el médico Martín De la Arena, acusado de querer cobrar indebidamente al Estado la transfusión del plasma por $30 mil, factura que rechazó el Instituto Provincial de Salud pero que no habría sido la única emitida.

“La trasfusión de plasma del paciente convaleciente, al ser una práctica no nomenclada, se facturará al paciente por su reintegro en la obra social y/o prepaga, de acuerdo al siguiente detalle: Transfusión de plasma de paciente convaleciente de Covid-19 por aféresis, $30.000”, decía la factura firmada por De la Arena, gerente de la empresa Hemosalta SRL.

Compartir en

El menú social no está configurado. Necesitas crear el menú y asignarlo al Menú Social en los ajustes de menús.

Instagram did not return a 200.