El Gobierno amplió la denuncia por el envío de armas a Bolivia tras el Golpe

Se hizo una nueva presentación contra ex funcionarios del gobierno de Macri tras el hallazgo de material bélico en el vecino país. Aduana será querellante en la acusación por contrabando agravado. Identifican a un gendarme.

El Gobierno nacional amplió la denuncia por el envío de armas que hizo el gobierno de Mauricio Macri a la dictadura boliviana tras el Golpe de Estado que derrocó a Evo Morales en 2019. La presentación se hizo ante el fuero Penal Económico y apunta a reconstruir el camino de las municiones argentinas halladas en el galpón de la Policía de Bolivia.

La medida judicial incluye las fotografías y la documentación de 26.900 cartuchos de perdigón de goma; 28 gases aerosol; 19 gases aerosol; 55 granadas gas CN; 53 granadas gas H; 19 granadas gas CS y 2 granadas tipo béisbol; material producido por Fabricaciones Militares en Argentina.

«Esto significa que las municiones recibidas por la Policía Boliviana no pudieron tener otro origen que no sea el envío por parte de la Gendarmería, a través del desvío de una parte de las 70.000 balas de gomas que Gendarmería sacó del país el 12 de noviembre de 2019 con el argumento de defender la embajada en el Estado Plurinacional de Bolivia», señala el texto.

De hecho, se sumó a la investigación una nota formal del jefe del Grupo «Alacrán» de Gendarmería, Fabián Manuel Salas, quien hace saber a la Fuerza Aérea Argentina que se añadía a la carga del vuelo los 70.000 cartuchos calibres 12/70 AT, los gaces lacrimógenos y las granadas de mano. Esto demuestra que el exministro Oscar Aguad (Defensa) y el expresidente Macri (comandante en jefe de las Fuerzas Armadas) sí estaban al tanto de la «carga extra».

Asimsimo, también se incorpora la documentación de vuelo de los registros del Ministerio de Defensa, en donde consta únicamente el material que Gendarmería solicitó el 11 de noviembre de 2019, pero no la carga «adicional» que solicitó el día 12, es decir, el material contrabandeado: las 70.000 municiones 12/70 AT y las granadas de gas.

Otro de los puntos centrales de la acusación refiere a la identificación del comandante de Gendarmería Adolfo Héctor Caliba, quien habría estado a cargo de la maniobra de recepción del armamento en Bolivia y que, según figura en registros oficiales, mantenía comunicación con la policía boliviana que respondió al régimen de Jeanine Áñez.

Según consigna Télam, la Dirección General de Aduanas se constituirá como querellante en el expediente por presunto contrabando agravado. La causa tramita ante el juez Javier López Biscayart, quien ya habilitó la feria judicial para el tratamiento del caso.

Quienes firman la ampliación de la denuncia contra ex funcionarios macristas son la ministra de Seguridad, Sabina Frederic; el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria; y la titular de la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.

Instagram did not return a 200.