El clan Macri compró tierras en el Chaco Salteño con familias adentro

Urtubey y Macri, cuando uno era Gobernador de Salta y el otro Presidente de la Nación

Gianfranco Macri, hermano del expresidente Mauricio Macri, adquirió tierras que están habitadas por familias campesinas e indígenas desde hace décadas. «Estamos en resistencia porque es nuestra tierra ancestral», aseguró una de las mujeres damnificadas y contó que hay un pedido de desalojo en su contra como consecuencia del «favoritismo político».

El acaparamiento de tierras en manos de grupos empresarios (muchos de ellos extranjeros) es una problemática que afecta al país y a la provincia desde hace varios años. Un ejemplo de ello es el avance de los Macri en el Chaco Salteño: han adquirido miles de hectáreas a bajo costo y en perjuicio de familias campesinas e indígenas que habitan el lugar ancestralmente.

La familia Segovia de la zona de los parajes de Dragones y Pluma de Pato, en el departamento Rivadavia, denunció que el hermano del expresidente Mauricio Macri, Gianfranco Macri, compró alrededor de 10 mil hectáreas con ellas adentro y ahora las quiere desalojar. En dicha extensión viven desde hace décadas: en el cementerio que emplazaron fueron enterrados a mediados del siglo pasado los ancestros de las mujeres que hoy están en pie de lucha contra el clan Macri.

«Ellos pueden ser titulares registrales, pero nuestra familia es la poseedora histórica«, asegura la mujer en una entrevista con VideoTar, un medio de comunicación de la zona. De hecho, dijo que las obras en la ruta 81 hasta el límite con Formosa se llevaron a cabo por intereses privados más que por beneficio a la comunidad: «Por ahí aparecen nombres intermediarios, encargados, terratenientes, pero siempre termina en la familia Macri o en empresas de la familia Macri«.

Gianfranco Macri

Las tierras en disputa pasaron por Lanera Río de la Plata, empresa que luego se las vende a la firma Las Primicias S.A. para que años más tarde, en 2006, las adquiera Gianfranco Macri a través de Casabu S.A. Desde 2009 los hostigamientos a la familia Segovia no pararon. La causa se encuentra en el Juzgado Civil y Comercial a cargo de la magistrada Griselda Nieto, quien heredó el expediente que debió tramitar Ana María De Feudis de Lucía.

Según explicaron desde la familia Segovia, los Macri pagaron alrededor de USD 525.000 por las casi 10 mil hectáreas. Un monto irrisorio que, además, se revalorizó con las obras hechas desde el Estado. «Con el asfaltado de la ruta nacional 81 empezaron a surgir estos dueños. Antes, los únicos dueños conocidos eran campesinos que habitaban la porción de tierra que criaban sus animales y vivía de lo que producía«, añadió la mujer.

«¿Pensó en irse?«, le preguntaron a René Segovia, de 70 años. Y respondió contundente: «Jamás en la vida. Ni pienso. Aquí soy nacido. Yo quiero dónde he nacido. Negar esto, no querer adónde uno ha nacido, se ha criado, es como negar a la madre«.

«Conozco gente que en otro lado los han sacado. Nos quieren sacar a todos. Ahora me viene esta orden de desalojo. Imagino que sí. A 15 kilómetros hay topadoras. Se ve cuando queman los montes. No sé cuantas hectáreas, creo que son 30.000. El presidente y la vicepresidente que manden a investigar, que vean lo que están haciendo», concluyó Segovia.

En el año 2005, Franco Macri brindó una entrevista al diario Clarín en la cual adelantaba sus negocios en la provincia de la mano del boom sojero. “El 70 por ciento de las tierras argentinas son áridas o semiáridas, como las que tenemos en Salta. Si se las aprovechara como lo haremos nosotros, el país podría crear bienestar y empleo para todos”, sostuvo, cita Diagonales.

Por entonces el clan Macri tenía unas 20 mil hectáreas de la finca «Yuto» adquiridas en 1997 durante el gobierno provincial del actual senador nacional Juan Carlos Romero y celebraban haber comprado otras 9 mil hectáreas bajo el nombre de «Finca Cuchuy», esta vez durante el gobierno de Juan Manuel Urtubey.

La finca Cuchuy ahora estaría en manos de Alejandro Jaime Braun Peña, primo del ex jefe de Gabinete de la Nación de Macri, Marcos Peña Braun. El empresario pidió «recategorizar» miles de hectáreas de bosques para talar, puesto que se encontraban en las zonas donde está prohibido hacerlo (rojo y amarillo). El Gobierno de Urtubey y el Poder Judicial avalaron la solicitud en 2018 a pesar de que fueron afectadas comunidades indígenas.

«Ese proyecto inicial creció hasta abarcar más de 60 mil hectáreas, el equivalente a tres veces el territorio de la Ciudad de Buenos Aires, distribuidas en campos en los departamentos salteños de Rivadavia y San Martín, a las orillas del Río Bermejo. Y no sólo creció en extensión, sino en participantes: a los nombres de Franco, Mauricio y Gianfranco hay que sumarles a otros propietarios, todos ligados al clan Socma. Entre ellos se encuentran dos cuyos apellidos aparecieron ligados al escándalo de los Panamá Papers: el secretario de Legal y Técnica (el “Zannini de Macri”), Pablo Clusellas y el actual CEO de Socma, Leonardo Maffioli», añadió el portal citado sobre el negocio que planeó el clan Macri en Salta.

 

INFORME CLAN MACRI USURPA TIERRAS EN EL NORTE ARGENTINO

Informe «El clan Macri sigue usurpando tierras: Allí viven familias campesinas-indígenas».

Políticamente Incorrectos / Somos Salta – Jujuy / Viernes 22hs. REPITE: Lunes 16hs.

Compartir en

El menú social no está configurado. Necesitas crear el menú y asignarlo al Menú Social en los ajustes de menús.

Instagram did not return a 200.