El 41,7% de la población en Salta es pobre: del total, un 10,3% es indigente

La pobreza en Salta alcanza a casi la mitad de su población - Foto: Gastón Fernández

Los datos corresponden al cierre del 2020. A nivel nacional, el porcentaje es de 42%. Dentro de ese conjunto, el 10,5% estuvo por debajo de la línea de indigencia. El 57,7% de las niñas, los niños y adolescentes es pobre.

El índice de pobreza al cierre del 2020 en Salta fue de 41,7% y el de indigencia se ubicó en 10,3%. Esto significa que 265.982 salteños y salteñas son pobres y 66.012, indigentes. Los datos desprenden del último informe difundido ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

La pobreza a nivel nacional, por su parte, se ubicó en el 42% (o 31,6% de los hogares) y la de indigencia en 10,5%, lo que se traduce en que 12.000.998 personas no pudieron acceder a la canasta básica total y 3.007.177 no llegó a cubrir las necesidades mínimas alimentarias.

A modo comparativo, la pobreza aumentó un 6,5% respecto al segundo semestre del 2019. Mientras que hubo una suba de 1,1% respecto al primer semestre del 2020, cuando dicha tasa se ubicó en el 40,9%. Así, se registró un aumento de 2,1 p.p. de personas bajo la línea de pobreza y de 6,6 p.p. en situación de indigencia.

Lo más grave es que más de la mitad (57,7%) de los niños, las niñas y adolescentes de hasta 14 años son pobres, según el informe del organismo difundido este miércoles. De las personas de 15 a 29 años, el 49,2% están por debajo de la pobreza, mientras que el grupo de 30 a 64 años registró un 37,2%. En la población de 65 años la tasa de pobreza se ubicó en 11,9%.

Respecto a la región NOA, el promedio es de 40,4% de pobreza y de 7% de indigencia. En Tucumán, la pobreza fue de 43,5%; en Santiago del Estero-La Banda, de 39,4%; en Jujuy-Palpalá de 37,7%; en Catamarca, de 35,7% y en La Rioja, de 35,3%. Las regiones más afectadas fueron la del NORESTE con un 43,5% promedio de pobreza y 7,6% de indigencia y la del Gran Buenos Aires, con 44,3% de pobreza y 13,3% de indigencia. Del otro lado, la región Cuyo registró una pobreza de 40,8%, la Patagonia un 35,2% y la región Pampeana, un 38,2%.

El dato de la pobreza e indigencia desprende de la capacidad de los hogares para acceder a la canasta básica alimentaria y a la canasta básica total mediante sus ingresos monetarios. Según el INDEC, en el segundo semestre del 2020 las canastas regionales aumentaron 16,5% (CBA) y 16,2% (CBT) en promedio. Mientras que los ingresos totales familiares lo hicieron a penas en un 8,5%. De allí la profundización de la pobreza.

«El ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de $29.567, mientras la CBT promedio del mismo grupo de hogares alcanzó los $50.854, por lo que la brecha se ubicó en 41,9%, el valor más alto de la serie por quinto semestre consecutivo. De esta manera, no solo hubo un aumento en la incidencia de pobreza respecto del primer semestre de 2020, sino que la situación de las personas bajo la LP empeoró por la mayor distancia entre sus ingresos y la CBT», precisó el organismo nacional.

Según datos oficiales, entre las mediciones para el segundo semestre del 2019 y del 2020 hubo una caída de 9,9% en el Producto Bruto Interno (PBI) debido al impacto de la pandemia del coronavirus, mientras que la inflación fue de 36,1%. Ello explica la fuerte suba de la pobreza e indigencia.

Por otro lado, el índice de salarios mostró un crecimiento de 3,5% en enero de 2021 respecto al mes anterior. Desde el Indec explicaron que se debe al aumento del 4% en el sector privado y una suba de 2,4% en el sector público.

Instagram did not return a 200.