El 27% de los casos de obesidad en niños y adolescentes es por tomar bebidas azucaradas

Especialistas advierten por los riesgos en la salud que produce la ingesta habitual de bebidas azucaradas y piden mermar su consumo. 

Según una investigación del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), las gaseosas, jugos, aguas saborizadas y otras bebidas azucaradas producen el 10% de los casos de sobrepeso y el 27% de los casos de obesidad en niños, niñas y adolescentes.

Desde la entidad pusieron énfasis en la necesidad de implementar herramientas tendientes a bajar el consumo de estas bebidas, tales como el etiquetado nutricional frontal.

Sobre esta última cuestión, la del etiquetado frontal, cabe mencionar ya fue transita un proyecto de ley en el Congreso: aprobado en el Senado, espera su tratamiento en las sesiones ordinarias de Diputados, ante las críticas de las empresas alimenticias.

Te puede interesar: Por el consumo de bebidas azucaradas, más de 800 mil argentinos se enferman por año

Además, el informe del IECS sostiene que en Argentina, por año, unas 774 mil niñas, niños y adolescentes sufren de obesidad o sobrepeso. Incluso más: la institución afiliada a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires determinó que las bebidas azucaradas son una de las causas asociadas a 517.000 casos de sobrepeso y obesidad en hombres y mujeres mayores de 18 años, así como el 23% de los casos de diabetes diagnosticados en adultos.

Cabe decir que el sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca, problemas osteomusculares, accidentes cerebrovasculares, asma, cáncer y otras enfermedades.

La cardióloga Andrea Alcaraz afirmó que los datos permiten pensar que existe un «lado oculto» en el consumo de estas bebidas, pues se desconoce información muy importante sobre las consecuencias que tiene ingerirlas.

Alcaraz explicó que las cifras del estudio del IECS merecen especial atención porque, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (2019), Argentina tiene una prevalencia de obesidad infantil del 33%, una de las mayores en América Latina.

«Entre los 5 y 17 años, el 20,7 % tiene sobrepeso y el 20,4 tiene obesidad», puntualizó la investigadora, según consigna Télam, al tiempo que advirtió que hay información que la población desconoce, como que la gaseosa regular (no light) de 600 ml tiene unas 13 cucharaditas de azúcar».

Al respecto, la profesional de la salud indicó: «Las gaseosas, al igual que las aguas saborizadas y jugos en cajita (muchos de los cuales vienen en envases con dibujos de frutas para parecer saludables/naturales), contienen gran cantidad de azúcar, y el azúcar es una fuente importante de calorías que no aporta ningún otro nutriente».ç

Finalmente, las bebidas azucaradas también provocan aumento de caries ya que se perjudica la integridad de las piezas dentarias y, como daño colateral desde el punto de vista sociocultural, mina la posibilidad de que se produzca bullying en niños y niñas.

«Este estudio constituye un llamado de atención para quienes toman decisiones sanitarias y refuerza la necesidad de implementar mecanismos que disuadan del consumo de estas bebidas, incluyendo una mayor carga impositiva, el etiquetado nutricional frontal, la modificación del entorno escolar y la prohibición de la publicidad», dijo el médico y director ejecutivo de IECS Andrés Pichon-Riviere.

Instagram did not return a 200.